Un embajador en Hong Kong

Lo que iba a ser un viaje oficial para recoger un premio se ha convertido casi en una misión comercial por la mediación de un pontevedrés emigrado


la voz / e. e. hong kong

El destino es caprichoso. Un buen día de hace casi cinco años, el pontevedrés Álex Rodríguez conoció a una joven en el aeropuerto de Barcelona. Un tropiezo casual, apenas una charla amigable. Un encuentro que bien podía haber acabado en nada, poco más que un saludo y un hasta nunca. Por esas cosas que tiene el azar, sin embargo, nuestro protagonista acabó dejándolo todo para recorrer los casi 11.000 kilómetros que separan Pontevedra de Hong Kong y construir su proyecto vital al lado de la que hoy, cuatro años después, es su pareja. El idilio de estos dos jóvenes, por otra de esas veleidosas casualidades, le ha dado ahora un giro de 180 grados al viaje que el alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores, y el jefe de la Policía Local, Daniel Macenlle, emprendieron hace unos días a la capital asiática para recoger un premio.

Lores y Macenlle tenían previsto acudir hoy a la gala del Smart Mobility City Award, en la cual se reconocerá con un prestigioso premio el modelo urbano de Pontevedra. El caso es que en la fase de preparativos de la expedición a Hong Kong, desde el Concello se contactó con Álex Rodríguez, cámara freelance en la capital asiática desde hace casi cuatro años. Este, a su vez, le explicó el viaje de la delegación pontevedresa a su pareja, Sally Lui, y en ese preciso instante el viaje oficial empezó a tomar un rumbo distinto.

Resulta que Lui dirige la Asociación Asia-España, una entidad con socios en China y otros países asiáticos (Corea del Sur, Indonesia, India...), principalmente empresas con gran poder adquisitivo interesadas en importar productos españoles, así como en toda clase de inversiones en tierras ibéricas: desde bodegas a distintos activos inmobiliarios. La joven conoce bien las potencialidades del mercado español, porque trabajó en Barcelona unos años, y en la actualidad es la distribuidora para China de varias empresas españolas, básicamente del sector alimentario.

Lui le propuso de ese modo al Concello a través de Álex organizar un encuentro con la delegación pontevedresa, una iniciativa que en origen tenía unas pretensiones más bien modestas. «Una cena con un par de mesas», en palabras del propio Álex. Con lo que no contaban era con el inusitado interés que la visita ha despertado entre los miembros de la asociación. Así, mañana miércoles se ha organizado un evento al que acudirán unos 200 invitados, la mayoría empresarios chinos y del sudeste asiático muy interesados en conocer las potencialidades de negocio de las Rías Baixas.

En este escenario, Miguel Anxo Fernández Lores y las personas que lo acompañan se han convertido casi en una suerte de embajadores oficiosos de Galicia. Ante la dimensión que ha tomado el encuentro, de hecho, el alcalde pontevedrés ha mantenido ya contactos desde Hong Kong con el Consello Regulador Rías Baixas para informar de la iniciativa, y tenía previsto seguir idénticos pasos con otros sectores que pudieran tener interés: mejillón, conservas...

Y es que los productos alimentarios de alta calidad figuran entre los de mayor interés para estas empresas, aunque en ningún caso son los únicos que buscan, dado que entre sus miembros figuran sociedades de sectores muy diversos: construcción, alta restauración, juego... Lo explica de forma sucinta la propia Lui: «Nosotros tenemos mucha curiosidad por conocer el mercado español. Conocemos muy bien Francia o Italia, y de hecho sus productos están muy bien posicionados aquí desde hace años, pero no los españoles, a pesar de que sabemos que tienen muchos recursos. Por eso nuestros socios están muy interesados, quieren saber qué podemos hacer [juntos] en el futuro».

Mucho que ofrecer

Lui asegura con rotundidad, por su conocimiento de la zona (residió durante un mes en Pontevedra con Álex), que las Rías Baixas tienen muchas cosas que ofrecer a Hong Kong y a los países del sudeste asiático, donde las excelencias galaicas son unas auténticas desconocidas. Y sostiene además que los aranceles con los que se gravan las importaciones no representan un obstáculo a la hora de hacer negocios, dado que el segmento de mercado al que van dirigidos estos productos es el de elevado poder adquisitivo.

A la gala de mañana asistirán 200 invitados, la mayoría empresarios

Sally Lui asegura que los productos de las Rías Baixas tienen potencial en estos mercados

«Tengo mucha morriña de la familia pero no me arrepiento de haber venido»

«Echo mucho de menos a la familia y a los amigos, el pulpo y el churrasco también, pero no me arrepiento de haber venido». Álex Rodríguez no duda al hacer balance del viaje que emprendió hace casi cuatro años. Él no fue uno de esos nuevos emigrantes a los que el paro ha arrojado más allá de las fronteras españolas en busca de oportunidades. Álex tenía una vida estable en Pontevedra: un trabajo, un piso... Pero Cupido hizo de las suyas y se embarcó en una aventura que haría temblar las piernas a más de uno: su inglés no era como para echar cohetes y su ciudad de destino, una de las grandes metrópolis del planeta, Hong Kong.

Los comienzos no fueron fáciles. Álex es uno de esos profesionales de la imagen que llevan la vocación grabada a fuego, pero en la capital asiática, sin contactos y con lo justo de idiomas, la tarea no era baladí. Al año más o menos de arribar a Hong Kong llegó a meditar incluso si plantarlo, «y echar un currículo en un supermercado», pero la pasión le pudo y empezaron a salir cosas. Cada vez más interesantes. Cada vez con mayor proyección. Hoy día está ya plenamente consolidado como cámara freelance y ha realizado trabajos para Nike, su filial Jordan, Alí Baba o Vice, así como vídeos corporativos para empresas de la metrópoli asiática, además de documentales.

«Ahora mismo -argumenta- estoy plenamente integrado ya y de hecho no he podido regresar a España en dos años y medio porque tengo mucho trabajo. He logrado volver a impulsar mi carrera profesional, y también la personal claro, aunque a Sally no le importaría volver a España».

Valoración del alcalde

En estas primeras horas de la delegación pontevedresa en Hong Kong, Álex y Sally han ejercido como cicerones. En la visita a uno de los barrios más tradicionales de la metrópoli, el alcalde Miguel Anxo Fernández Lores hizo una valoración de la primera fase del viaje y se declaró sorprendido «polo interese que as empresas asiáticas teñen polos nosos potenciais económicos. Esperemos que moita xente poida vender os seus produtos. O que está claro é que aquí se moven moitísimos cartos e incluso hai xente interesada en mercar algún tipo de propiedade, por exemplo en Rías Baixas ou no Ribeiro, por que non. Nos próximos días coñeceremos en detalle a cidade e asistiremos á entrega do premio e por suposto á gala cos empresarios», concluyó el alcalde.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Un embajador en Hong Kong