La Policía replica a los comuneros que no se puede prohibir el acceso al monte

Solo en caso de riesgo «moi alto» de incendio, la Xunta puede aplicar tal restricción


Pontevedra / La Voz

Responsables de la Policía Autonómica en Pontevedra, cuerpo que junto con el Seprona de la Guardia Civil investiga la aparición de trampas en los montes de la comarca, trasladaron a los miembros de la asociación Pedaladas que «os propietarios do monte non poden prohibir o acceso a bicicletas ou peóns coa lei actual». Esta afirmación contrasta con la posición de algunas comunidades de montes, que insisten en que la propiedad de estos terrenos recae, «única e exclusivamente», en los comuneros, de tal modo que son «os únicos que teñen potestade para decidir sobre estas terras».

Sin embargo, desde el cuerpo autonómico se mantiene que prohibir el paso por el monte comunal a terceras personas, vayan en bicicleta o caminando, es una restricción de semejante calado que solo puede ser adoptada por la Administración autonómica y en circunstancias muy concretas, como es el supuesto de riesgo de incendio «moi alto».

De hecho, el Pladiga o Plan de prevención e defensa contra os incendios forestais de Galicia contempla esta posibilidad en aquellos casos en los que el Índice de Risco Diario de Incendio Forestal alcance este nivel. Será entonces cuando se active la prohibición que no solo afecta a ciclistas, sino a la totalidad de usuarios: «Non estará permitido acceder, circular e permanecer no interior das áreas referidas (...), así como nos camiños forestais, rurais e outras vías que atravesan».

En cuanto a la presencia de trampas, desde este cuerpo se pidió la colaboración de los ciclistas y senderistas para erradicar una práctica realmente peligrosa. Ya no solo es conveniente que den aviso de la ubicación de las mismas, sino que les instaron a que remitiesen fotos, así como las coordenadas GPS de los puntos donde se encuentran.

Este misma petición se hizo extensible a cualquier otro obstáculo que pueda bloquear una pista o que impida el acceso de las motobombas, pero también a los vertederos ilegales que, periódicamente, salpican distintos puntos del rural pontevedrés.

Este encuentro con la Policía Autonómica se produjo apenas veinticuatro horas antes de que arrancase la quinta y última sesión de las jornadas Cero Violencia Viaria, que abordó ayer en la Facultade de Ciencias da Educación e do Deporte la convivencia entre Ciclistas e automobilistas. De este modo, se abordaron cuestiones vinculadas ya no solo a la normativa de circulación o a las infracciones y sus consecuencias, sino también estaba previsto analizar las medidas de calmado de tráfico, las limitaciones de velocidad y los comportamientos de los distintos usuarios de la red viaria.

Entre los ponentes anunciados para esta jornada, miembros de Masa Crítica; el inspector de la Policía Local de Pontevedra Luis Adolfo Alfonso González; Ramón Rodríguez, de Cogami; o Margarita Viñas, de seguros AXA.

De ruta en bici, a pie o en silla de ruedas

Como colofón a las jornadas «Cero Violencia Viaria», varias decenas de asistentes tuvieron ocasión de realizar un recorrido a pie, en bicicleta o en silla de ruedas por distintas calles de la ciudad guiados por los miembros de Masa Crítica. De este modo, tuvieron ocasión de acercarse a la realidad de la convivencia en Pontevedra entre ciclistas, peatones y automovilistas. La cita concluyó en la Facultade de Ciencias da Educación con un cóctel sin alcohol servido por el CIFP Carlos Oroza. foto P. Fariña

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La Policía replica a los comuneros que no se puede prohibir el acceso al monte