La DGT mantiene a la curva de Curro entre los tramos con especial peligrosidad

Alfredo López Penide
López Penide PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

Accidente de este domingo en la curva de Curro.
Accidente de este domingo en la curva de Curro. Ramón leiro

Tráfico intensificará la vigilancia de buena parte de la PO-531 con radáres móviles, que no se ocultarán

09 oct 2015 . Actualizado a las 05:05 h.

La actualización por parte de la Dirección General de Tráfico de los tramos de carretera convencional con especial peligrosidad mantiene a la PO-531, entre los puntos kilométricos 6 y 18.5, entre las vías de comunicación de la comarca de Pontevedra con mayor riesgo circulatorio. Esta catalogación abarca, entre otros puntos, la denominada curva de Curro, en el municipio de Barro.

Tal circunstancia contrasta con el hecho de que, este verano, la Xunta de Galicia hubiese incrementado el límite de velocidad de 70 a 80 kilómetros por hora. Las fuentes consultadas precisaron que, dadas las condiciones de esta carretera, la velocidad genérica tendría que ser de noventa, si bien, en el pasado, se consideró más adecuado situarla diez kilómetros por debajo de esta cifra.

En noviembre del 2014, y tras una sucesión de accidentes, la Xunta aceptó reducirla a setenta, delimitación que no llegó a mantenerse ni un año. Y es que hace escasos meses la Administración autonómica decidió volverla a situar en ochenta, límite que estaba establecido cuando este fin de semana se produjo una colisión entre dos vehículos con el fallecimiento de uno de sus ocupantes.