El primer temporal del otoño deja un reguero de incidencias

En Sanxenxo se desplomó parte del falso techo de un local de catequesis


redacción / la voz

No fue una ciclogénesis, y ni siquiera tenía nombre, pero un fuerte temporal de viento se dejó sentir con mucha dureza entre la madrugada y el mediodía del domingo en toda la provincia.

Caídas de árboles, postes eléctricos y vallas, desplazamiento de contenedores, y tejas levantadas por la fuerza del viento, con rachas que superaron los cien kilómetros por hora, fueron las incidencias más comunes en una jornada de arduo trabajo para los servicios de emergencia. Afortunadamente, no hubo que lamentar daños personales.

Estuvo cerca de haberlos en Sanxenxo, en donde se desplomaron unas planchas de un falso techo en un local de la iglesia de Nantes. En el momento del suceso se encontraban en el interior un grupo de niños asistiendo a catequesis. Afortunadamente todo quedó en un susto. También en Sanxenxo, se registraron caídas de árboles y de un poste de suministro eléctrico en A Barrosa.

En Pontevedra, la peor parte se la llevó el parque de Campolongo, donde la fuerza del viento derribó dos enormes árboles en las inmediaciones de la iglesia de San José. Fueron literalmente arrancados del suelo. Además, también cayeron árboles en Monte Porreiro, en Otero Pedrayo y en la carretera a Ponte Caldelas.

Los bomberos acudieron también a la calle Alemania, en Monte Porreiro, por el desprendimiento de unas uralitas de un tejado, y a García Camba, en pleno centro, a causa de unos cristales que amenazaban con caer desde la octava planta del edificio las Torres. Y hubo caída de vallas de obras en diversos puntos, entre ellos en plena plaza de A Peregrina, así como contenedores desplazados o volcados por toda la ciudad.

En Marín fue necesaria la intervención de Salvamento Marítimo para recuperar un barco que se soltó de sus amarras en Aguete. En la villa marinera, hubo que intervenir por el desprendimiento de losteas de una fachada en Rosalía de Castro y por la caída a la calle de un nido de avispas en República Argentina.

El temporal también se dejó sentir con especial incidencia en la comarca arousana. En Cambados, además, la Policía Local y los Bombeiros do Salnés tuvieron que retirar y apuntalar un andamio de una obra que se cayó sobre la vía pública. También fue preciso actuar en la estación de autobuses, donde varias planchas metálicas salieron volando. A última hora de la mañana, los agentes optaron por cerrar la céntrica plaza de Alfredo Brañas, tras constatar la caída de varias ramas sobre la misma. Por último, la uralita de un edificio salió volando y causó daños en algunos vehículos estacionados.

En Vilanova, por su parte, fue preciso avisar a Salvamento Marítimo para que se hiciese cargo de dos bateas que estaban a la deriva. Cayeron, además, dos postes del tendido eléctrico sobre la vía pública, sin mayores consecuencias. Y en Vilagarcía los bomberos tuvieron que retirar el toldo de uno de los locales de la explanada TIR, que estaba medio caído. También hubo que apuntalar una fachada en la plaza de la Independencia, desde donde estaban cayendo cascotes. En los demás municipios, se registraron caídas de árboles sobre la vía pública. Ninguno causó daños materiales, ni humanos.

Pinos secos en Silleda

En Deza y Tabeirós-Terra de Montes el temporal dejó algunas incidencias. Los Bomberos el parque intercomarcal, con sede en Silleda, se desplazaron para retirar varios pinos secos que cayeron en la carretera que une Piñeiro y Cira, en el municipio de Silleda, y que cortaban totalmente el vial a la altura de la parroquia de Dornelas. Por la mañana también tuvieron que actuar en la rúa Manuel Trabazo de Silleda donde un taponamiento en el canalón de un edificio provocó una inundación y la entrada de agua en los trasteros del inmueble.

En Lalín, efectivos de Emerxencias retiraron un árbol que cortaba una pista en A Xesta y en A Estrada, miembros del servicio de Emerxencias retiraron un árbol en la carretera de Toedo a Santeles, otro en Santeles, uno en Aguións y otro en la carretera de Toedo al Aldo da Cruz. Unas actuaciones a las que añadieron la retirada de un poste que cayó en Moreira, entre el campo da fútbol y el de la fiesta. El viento tiró los contenedores en la rúa 24 y unas uralitas de un edificio, que cayeron a la rúa Peregrina desde el tejado del inmueble y fueron retiradas por Emerxencias de A Estrada. En Cerdedo cayó un árbol en la PO-230.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El primer temporal del otoño deja un reguero de incidencias