Josefina Arruti ya es eterna

Serxio Barral Álvarez
Serxio Barral PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

José Ángel Fernández Arruti intervino en el acto; al fondo, sus hermanos, Manuel y Carmen.
José Ángel Fernández Arruti intervino en el acto; al fondo, sus hermanos, Manuel y Carmen. Ramón leiro

La inauguración de la avenida que lleva su nombre se convierte en una reivindicación de la memoria de las mujeres represaliadas

22 sep 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

Nunca la inauguración de una nueva calle resultó tan emotiva. Como se encargó de recordar ayer el concejal de Mobilidade y de Patrimonio Histórico, Luís Bará (BNG), «as cidades fanse con formigón e asfalto, pero tamén con símbolos». Y el acto de ayer junto al río Gafos estuvo cargado de símbolos. Se trataba de inaugurar la nueva avenida que durante años fue dada en llamar «desdoblamiento de la avenida de Vigo», luego paso a ser «nuevo acceso viario sur», y ahora, por fin es ya de manera oficial la «avenida de Josefina Arruti Viaño».

¿Y quién era Josefina Arruti Viaño? Fue la esposa de Bibiano Fernández Osorio-Tafall, el primer alcalde democrático de Pontevedra, elegido en 1931 con la llegada de la II República. La Guerra Civil los separó en 1936, el político acabó exiliándose y su mujer, a la que jamás volvió a ver, sufrió en sus carnes la represión más dura durante la Guerra y, posteriormente, durante el franquismo. Sufrió, junto a sus hijos de corta edad, arresto domiciliario e incluso estuvo dieciocho meses en la cárcel por el simple hecho de ser la esposa de Fernández Osorio-Tafall. Él falleció en México en 1999; ella, en Pontevedra en el 2003, a los 97 años.

«Unha muller valente, unha madre coraxe, símbolo da memoria que queremos recuperar», señaló el propio Bará. «Representa muy bien a todas esas mujeres que fueron represaliadas por el simple hecho de estar emparentadas con políticos perseguidos», proclamó en nombre de la familia su hijo mayor, José Ángel Fernández Arruti. En el acto estaban también sus hermanos, Carmen y Manuel.

Cita a Gonzalo Adrio

Los tres son memoria viva de un episodio oscuro que no debe de caer en el olvido, de ahí la importancia de actos como el de ayer. «Muchos en Pontevedra no saben quién fue Josefina Arruti -señaló su hijo-, y algunos no lo quieren saber». Fernández Arruti concluyó su discurso citando al histórico socialista pontevedrés y también represaliado, Gonzalo Adrio: «Sin odio y sin rencor, pero con la memoria siempre viva».

También la ministra de Fomento, Ana Pastor, se unió al homenaje y a la reivindicación de la memoria de Josefina Arruti. «Merece sin duda todo nuestro reconocimiento. Que cada persona que durante generaciones pase por aquí sepa que en la historia y en la memoria está una mujer valiente, una mujer que salió adelante a pesar de las dificultades y defendiendo sus ideas».

El homenaje de ayer unió a toda la corporación municipal, salvo Marea Pontevedra, que evitó compartir acto con la ministra, aunque en el pleno de julio apoyó dar el nombre de Josefina Arruti a la nueva avenida.