Bea Gómez colecciona medallas antes del gran mundial de Kazán

Roi Palmás
roi palmás PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

La pontevedresa ha sido la estrella gallega en el último Campeonato de España en Barcelona y el 27 partirá hacia Rusia

15 jul 2015 . Actualizado a las 05:05 h.

La natación gallega, y por extensión la española, goza de una salud de hierro y la consecución de las medallas es solo la confirmación de que el duro trabajo de entrenamiento y el talento son siempre la mejor receta para el éxito, independientemente de la disciplina que se practique.

Si a ello se suma atravesar un momento tan dulce en lo físico y en lo mental como del que puede presumir la pontevedresa Bea Gómez, la ecuación siempre tiene signo positivo. La lerezana fue una de las grandes estrellas en la piscina barcelonesa del último Campeonato de España. De allí se trajo dos oros y un bronce colgados del cuello para refrendar aquellas quinielas que le confieren un halo de favorita y para darse a conocer, por si alguien del gremio no tenía su nombre en la lista de nombres propios de esta práctica.

Bea, que hace pocas semanas tuvo que parar en seco su trabajo al someterse a una intervención cardíaca ha vuelto con más hambre de triunfos y con más ganas que nunca. A pesar de que ella resta importancia al triplete de metales nacionales, lo cierto es que ha dejado atrás a ese grupo de aspirantes a reinas del agua, que tienen a Mireia Belomente como icono actual, tanto en lo nacional como en lo internacional.