Gómez Noya no da opción a sus rivales y se corona en casa

El pontevedrés se impuso cómodamente en el Campeonato de España de triatlón sprint

El campeón, saliendo del agua tras la prueba de natación.
El campeón, saliendo del agua tras la prueba de natación.

pontevedra / la voz

Bajo un sol de justicia y con un sofocante calor como compañero de fatigas, Javi Gómez Noya firmó en la tarde de ayer otro éxito sin paliativos en Pontevedra, su ciudad de adopción. La disputa del Campeonato de España de triatlón sprint se centró en saber quién acompañaría al cuatro veces campeón del mundo en el podio y las apuestas no fallaron, dejando ese particular honor reservado a David Castro, plata y campeón sub-23 y Nan Oliveras, bronce, tras una gran remontada en el tercer sector.

El ferrolano hizo una buena natación. Tras los primeros 750 metros a nado, en la primera transición quedaba conformado un cuarteto de cabeza que liderarían holgadamente la parte de ciclismo. En ese grupo, junto a Gómez Noya estaban David Castro, Guillem Rojas y Hernández. Ellos fueron los grandes protagonistas. Rompieron la prueba nacional rodando por debajo de los seis minutos y medio por vuelta.

Con el río Lérez como telón de fondo, el ídolo local era el más rápido en la segunda transición y se colocaba al frente de la prueba de carrera con cinco kilómetros por delante para coronarse en el Centro Galego de Tecnificación Deportiva que tantas veces le ha visto pulverizar el crono.

Cuando por la puerta de entrada al estadio asomó la silueta del subcampeón olímpico, el graderío se puso en pie para jalear al número uno. El ritmo de menos de tres minutos por kilómetro fue inalcanzable para los perseguidores, que tardaron 16 segundos más en asomar por esa pista de atletismo (los últimos 250 metros), y reunirse en la línea de meta con el nuevo campeón de España.

Gómez Noya hizo un alto en su calendario de competición y se tomó el campeonato nacional como un entrenamiento duro. El enorme nivel que atesora quedó patente, una vez más, ante la élite actual. Uno de los que no le pudo mantener el ritmo fue Pevtsov, que la pasada semana estuvo en Bakú, en los Juegos Europeos, y se alzó con el primer bronce de la historia de esta competición.

«Pontevedra sempre responde»

El campeón pontevedrés confesó tras añadir un nuevo título nacional a sus vitrinas que «a idea era gañar, por suposto», aunque reconoció que «había un nivel moi alto para ser un campionato de España».

Gómez Noya se mostró «contento por gañar en casa, que xa facía tempo que non competía aquí e moi agradecido porque o público de Pontevedra sempre responde a estes eventos». 

Los aficionados estuvieron apoyando a los triatletas a lo largo y ancho del recorrido, siendo la entrada de los deportistas en la línea de meta el momento cúlmen.

Sin apenas incidentes, tan solo cabe destacar el abandono Antonio Serrat por un problema en la bicicleta y medio centenar de atenciones médicas en las que solo hubo dos que tuvieron que ser derivadas a centros hospitalarios de la ciudad.

Fany Domínguez, la campeona

El Campeonato de España de élite femenino lo ganó Fany Domínguez, del Cidade de Lugo Fluvial, aunque la más rápida fue la venezolana, Joselyn Brea, que entrena en el CGTD de Pontevedra, aunque no optaba al título.

En categorías inferiores, los triatletas gallegos tuvieron un enorme protagonismo en este campeonato nacional.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Gómez Noya no da opción a sus rivales y se corona en casa