Ante el Haro, la última gran batalla

El Pontevedra afronta la tercera y definitiva ronda ante el cuarto clasificado del grupo riojano, que ha derrotado al Caudal Deportivo y al Castellón, a penaltis

El conjunto blanquinegro ha superado dos eliminatorias ante rivales superiores.
El conjunto blanquinegro ha superado dos eliminatorias ante rivales superiores.

pontevedra / la voz

El Pontevedra se ha plantado, por méritos propios, en la tercera y definitiva ronda del play-off de ascenso a Segunda B. Está por tanto a 180 minutos (o 210, si hay prórroga) de tocar la gloria del éxito deportivo. Tras haber superado momentos críticos -como la derrota ante el Mensajero- y haberse recompuesto exhibiendo un fútbol de muchos quilates -como ante el Manzanares- los hombres de Luisito están a solo dos encuentros de poder festejar otro histórico ascenso a la categoría de bronce.

El Club Haro Deportivo, el cuarto clasificado del Grupo 16, el de La Rioja será el último escollo para lograrlo. Los blanquinegros han derrotado ya a dos rivales de mayor rango clasificatorio (al Caudal Deportivo, segundo del Grupo 2 y al Castellón, campeón del Grupo 6). Ahora, buscan rematar la faena ante el mejor equipo gallego de la campaña, a pesar de que las diferencias, sobre el papel, siguen beneficiando a los titulares de Pasarón.

Los granates han cambiado el chip. Se habían propuesto remontar un partido que se había puesto cuesta arriba en La Mancha y consiguieron sacar lo mejor de sí mismos para lograr el ansiado billete a esta gran final. Ahora, con las pilas recargadas y conscientes de que de nuevo su estadio presentará una de las mejores entradas de toda la temporada, el sueño parece más cerca.

De nuevo toca preparar una eliminatoria a contrarreloj, diseccionar a un rival del que poco se sabe y volver a aclimatarse a un terreno de juego hostil, a muchos kilómetros de distancia.

Un rival con más goles y puntos

Un rápido vistazo a los números que presenta el Haro hacen pensarse dos veces lo de lanzar las campanas al vuelo. Los más forofos apelan a que el grupo riojano no es tan potente como el gallego, y que por eso el Varea, campeón de liga, sumó 98 puntos en 38 jornadas, mientras que el Haro, cuarto y por tanto último clasificado para esta promoción, 85. El caso es que el Pontevedra, líder destacado y en solitario de su liga, finalizó esas mismas 38 jornadas con 79 puntos.

Además, en la comparación de goles marcados y recibidos, el conjunto «jarrero» tan solo ha encajado 25 tantos en la fase regular y otros dos en los cuatro encuentros del play-off, lo que le hace un rival fortísimo de doblegar.

El Pontevedra tendrá, eso sí, a jugadores clave en momentos dulces, como Jorge Rodríguez (que marcó en los dos encuentros de vuelta en su estadio) y Pablo Carnero, que firmó el 2-0 ante el Manzanares que daba la victoria global en la segunda eliminatoria.

Ahora, toca afrontar el doble o nada, el partido más decisivo de los últimos años, el duelo en el que se puede poner fin a la pesadilla de seguir en Tercera o el que puede prolongar esta particular condena para un equipo diseñado para ascender.

Otra vez sobre sintético

Empieza a no sorprender al Pontevedra tener que jugar sus partidos de ida en esta fase de ascenso sobre césped sintético. Ocurrió ante el Mensajero y después ante el Manzanares. Ahora, por tercera vez, jugará sobre esta superficie, aprovechándose del césped natural en la vuelta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Ante el Haro, la última gran batalla