El BNG tildó de «disparate» que el PP quisiera gestionar un área en el 2009

Telmo Martín pidió que se le cediesen tres meses las competencias en tráfico


Pontevedra / La voz

El BNG de Pontevedra sorprendió el pasado sábado ofreciendo la posibilidad de que otros grupos políticos puedan gestionar o cogestionar áreas de gobierno en el nuevo mandato municipal. El coordinador del grupo nacionalista en el Concello, César Mosquera, apelaba -y así lo reiteró ayer- a que a principios de los 80 este tipo de gobierno de concentración o cooperación eran algo habitual, e incluso citó los casos de José Fortes o Pilar Allegue, que en la primera corporación democrática se hicieron cargo temporalmente de las áreas de Urbanismo y Parques, respectivamente, pese a formar parte de la oposición municipal.

Mosquera también aludió a que en 1999, cuando el BNG accedió a la alcaldía, ya se hizo una propuesta similar que no llegó a fructificar ni en el PSOE ni en el PP, las otras formaciones que formaban parte del pleno. Posteriormente, hubo sucesivos acuerdos con los socialistas (2003-2015), y no volvió a hablarse de la posibilidad de dejar áreas o comisiones informativas en manos de grupos ajenos al gobierno local.

Precedente

Pero existe un precedente en el sentido inverso, y no es demasiado lejano en el tiempo. Fue en marzo del año 2009, cuando el entonces portavoz del oposición, Telmo Martín (PP), pidió al gobierno bipartito que se le cediesen durante tres meses las competencias en tráfico «para demostrar que nese tempo, e sen gastar diñeiro é posible facer moitas cousas». Aseguraba que no quería sacar partido político de esta insólita propuesta y que su único interés era dar una respuesta a la «preocupación dos pontevedreses e dos comerciantes» por las dificultades que el PP detectaba para circular por el casco urbano y para aparcar.

Pero la respuesta que dio el gobierno local a dicha propuesta fue tajante: de ninguna de las maneras. Incluso se llegó a tildar abiertamente de «disparate» la oferta del líder de la oposición. En aquel momento, las competencias en materia de tráfico y movilidad recaían en el nacionalista Guillerme Vázquez, que no dejó lugar a la duda cuando los periodistas le trasladaron la propuesta de Telmo Martín. «Que queren que lles diga... -respondió-. Calquera cidadán entenderá que ceder competencias de goberno á oposición é imposible. Hai cuestións que simplemente suscitalas son xa un autentico disparate».

A los tres días, el propio Martín reconocía que su propuesta era «más retórica que real». «No somos tan ingenuos de pensar que el gobierno va a estar de acuerdo en cedernos competencias», escribía en su blog. Tal vez ahora cambien las cosas.

24m: los nuevos gobiernos

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El BNG tildó de «disparate» que el PP quisiera gestionar un área en el 2009