Urbaser gana una demanda a Marín, que deberá pagarle 700.000 euros

Empresa y plantilla se verán las caras mañana para intentar evitar la huelga


marín / la voz

En vísperas de la primera huelga de la basura en Marín en años, Urbaser recibió ayer una inyección de moral y de economía, al ganar un recurso contra el Concello, que ahora deberá pagarle 700.000 euros. La resolución judicial dio la razón a la empresa en la reclamación de la actualización del precio del servicio correspondiente a los años 2008 a 2011.

Un Juzgado de lo Contencioso de Pontevedra aplicó, a la hora de resolver el recurso interpuesto por la concesionaria, el mismo principio que ya aplicó al valorar otra demanda sobre la actualización de los años 2004 al 2007. En aquella ocasión, el Concello se vio obligado a desembolsar 400.000 euros que le discutía a la empresa de recogida de basuras.

El concejal de Hacienda, el popular Manuel Santos, explicó que el Concello tiene capacidad económica suficiente para hacer frente a esta sentencia. Los servicios jurídicos valorarán la conveniencia de recurrir o no, pero en todo caso sí que se hará la consignación de la cuantía fijada por la sentencia del Juzgado. En este sentido, Santos explicó: «Con el remanente de tesorería habrá dinero para pagar o consignarlo fácilmente, la sentencia nos la acaban de comunicar y se está estudiando si la recurriremos».

Urbaser y el Concello de Marín discuten en los tribunales otro recurso, por 180.000 euros, que es la sanción que aprobó el año pasado el pleno de la corporación tras una auditoría donde el gobierno local entiende que se demostraron los incumplimientos del contrato por parte de la concesionaria.

Movilización

En otro orden de cosas, el conflicto laboral entre Urbaser y sus trabajadores, que han presentado el aviso de huelga desde el próximo lunes, sigue sin resolverse. Un portavoz sindical, Javier Castro, explicó que están pendientes de que la Xunta les confirme su papel como mediadora en la próxima reunión que mantendrán con la empresa. Si no hay cambios de última hora, la previsión es que empresa y operarios se vuelvan a ver las caras mañana por la mañana en Vigo.

Este será un nuevo intento de evitar la huelga, aunque los trabajadores no están convencidos de que vaya a haber acuerdo, con los antecedentes de la reunión anterior. Castro precisó que están dispuestos a variar su propuesta, siempre y cuando la empresa haga lo mismo.

Por otra parte, Comisiones Obreras criticó en un duro comunicado de prensa los servicios mínimos decretados por el gobierno marinense. Desde esta central sindical, se manifestó que los servicios mínimos «vulneran sen xénero de dúbidas o dereito fundamental de folga, na medida que establece uns servizos de recollida de lixo moi similares os dun día normal».

Para CC OO, esta decisión deja en evidencia a la alcaldesa, la popular María Ramallo, a la que acusan de «situarse ao lado da empresa».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Urbaser gana una demanda a Marín, que deberá pagarle 700.000 euros