Louzán sitúa el impacto visual y el olor como mejoras de Ence

Lars Christian Casares Berg
christian casares PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

Propuesta ganadora en el concurso de ideas convocado Ence para integrar visualmente la planta de Lourizán.
Propuesta ganadora en el concurso de ideas convocado Ence para integrar visualmente la planta de Lourizán.

«Ten que facer ademais contrapartidas á cidade para quedarse», dice el presidente de la Diputación

18 abr 2015 . Actualizado a las 05:05 h.

En apenas dos semanas, se cumplirán dos años desde que Rafael Louzán, presidente de la Diputación, compareció en la institución provincial junto a Juan Luis Arregui, presidente de Ence, para quebrar lo que había sido el discurso oficial del Partido Popular hasta entonces. Louzán fue el primero -después de que Telmo Martín, entonces jefe de la oposición en Pontevedra, forzase una línea de acción del PP encaminada al traslado de la fábrica- en poner sobre la mesa el peso que en la balanza suponían los puestos de trabajo generados por la pastera de quedarse.

«No caso meu son pouco dubidoso», dijo ayer Louzán, sobre la apuesta por la continuidad de Ence en su ubicación actual más allá del 2018, que ahora han abrazado tanto Jacobo Moreira, presidente local del PP, como Alberto Núñez Feijoo, presidente autonómico. Louzán, eso sí, puso ayer una serie de deberes, que, a su juicio, debería cumplir Ence como contraprestación a Pontevedra. Lo primero, mejorar su integración en el entorno, atenuando el impacto visual que supone la fábrica a pie de ría. Después, reducir el olor. Pero también estudiar contraprestaciones a la ciudad de Pontevedra, más allá del mantenimiento de los puestos de trabajo en la planta y el incremento de estos. Aunque no quiso concretar a este respecto, sí apuntó, a preguntas de los periodistas tras la habitual rueda de prensa de los viernes con motivo de la junta de gobierno provincial, que la creación de más puestos de empleo podría ir ligada a la creación de plantas de biomasa y generación energética.

Sobre el impacto visual de la fábrica en Lourizán, recordó Louzán que la empresa resolvió en julio del 2013 un concurso de ideas que ganó una propuesta de vallado de troncos de pino a lo largo de todo el perímetro, una pantalla paralela de árboles y un revestimiento de madera para las naves y su integración paisajística. Materia Prima, del estudio valenciano de Marta Orts y Carlos Trullenque, fue la propuesta ganadora.