Marín reformará el mirador de Mogor y creará otros seis más para una nueva ruta

El Concello aspira a acondicionar un sendero circular de seis kilómetros


marín / la voz

El municipio de Marín tiene un gran potencial paisajístico, apenas explotado desde el punto de vista turístico. Esta es precisamente una carencia que el Concello quiere solucionar con la creación de una ruta circular de senderismo, de seis kilómetros de longitud, que permita conocer algunos de los puntos de observación más llamativos a escasa distancia del casco urbano y que solo unos pocos conocen. La única excepción a esta lista es el mirador de la urbanización Pérez Crespo de Mogor, que domina la playa marinense y permite otear la entrada de la ría, la isla de Ons y Sanxenxo. Sin embargo, la concejala de Turismo, la popular Cristina Acuña, explicó que existen otros lugares de interés paisajístico que merece la pena promocionar. El Concello está preparando la iniciativa, para la que pedirá una subvención a la Axencia Galega de Turismo.

La idea consiste en habilitar un recorrido que comenzará en la caseta de turismo situada en la plaza de España y que sigue el perímetro de la Escuela Naval y el vial de playas pasando Portocelo hasta el tramo ajardinado justo antes de la subida a la urbanización de Pérez Crespo. Allí se quieren colocar unos paneles informativos sobre la vinculación de Marín con la ría. A continuación, la ruta ascenderá hasta el mirador de Mogor, un verdadero balcón a la ría, para seguir subiendo hacia el pequeño promotorio donde se alza el depósito de agua. En ese punto se acometerá un tercer mirador, también en dirección al mar, con bancos y mesas.

La ruta cruzará la PO-551 y seguirá ascendiendo por A Porteliña hacia el monte del castro de Subidá. En este entorno, los senderistas podrán divisar el valle de Marín, buena parte del casco urbano y el puerto en el horizonte. Aquí se habilitará un mirador con paneles que se centrarán en las labores agrícolas y forestales que se desarrollan en los núcleos del rural.

A continuación, el camino girará hacia O Cruceiro do Vento, donde también se podrá observar una amplia panorámica, y, seguirá hacia la finca de A Granxa de Briz, en el barrio de A Costa, ya entrando en el casco urbano. Los senderistas podrán recorrer este recinto, dotado de un interesante bosque y con un mirador sobre el centro de la villa, que también será de nueva creación.

La ruta descenderá hasta el puente Zapal, para atravesar tramos de casco antiguo, rematando en el mismo punto de salida, junto a la caseta de turismo.

Acuña indicó que está previsto que cada mirador tenga también paneles con un tratamiento antivandálico, que sirvan también para orientar a los senderistas sobre la distancia recorrida y los tiempos entre un punto y otro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Marín reformará el mirador de Mogor y creará otros seis más para una nueva ruta