Todo un derbi de Segunda B

Roi Palmás
roi palmás PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

Se espera que las gradas de A Lomba vuelvan a estar a rebosar en el gran derbi de esta tarde.
Se espera que las gradas de A Lomba vuelvan a estar a rebosar en el gran derbi de esta tarde. mónica irago< / span>

El Pontevedra visita A Lomba (17.30 horas) para seguir acortando plazos en la consecución del título y para romper con una mala racha de cuatro décadas

12 abr 2015 . Actualizado a las 11:34 h.

Arousa y Pontevedra se jugarán mucho más que tres puntos cuando empiece a rodar el balón (a las 17.30 horas, en el estadio de A Lomba, en Vilagarcía). En este tipo de derbis se disputa la hegemonía, las emociones y hasta un pedacito de la historia. El conjunto granate hace ya cuarenta años que no gana en el estadio arousano en Tercera División. Acude a esta particular cita con el destino con la incertidumbre de qué rival se encontrará en el otro lado del campo. Si el Arousa intermitente y que falla con todo a favor o el que acaba de derrotar al Cerceda en territorio hostil.

Luisito tiene los mismos deberes. El Pontevedra ha protagonizado una goleada histórica y un patinazo mayúsculo con apenas una semana de distancia. Ahora toca enmendar la plana y dar un golpe -otro- encima de la mesa de la liga y acelerar los plazos para blindar el primer puesto de la tabla.

Preocupa, y mucho, el estado del césped vilagarciano, que durante el presente curso ha influido negativamente en la fluidez del juego de los que han pasado por ahí, y especialmente al conjunto arlequinado, que lo ha sufrido más que nadie. Mención al margen merece la grada de Preferencia, donde se pretende dar cabida a la marea granate llegada desde la capital del Lérez y que esta misma semana fue triste protagonista del accidente del utillero local, que se caía y tenía que ser trasladado de urgencia al hospital. Confiando en que acompañe el tiempo, al techo de la grada le faltará algunas planchas, pero la entidad anfitriona asegura que no se correrá peligro alguno.

Convocatorias y bajas

En lo estrictamente deportivo, unos y otros llegan a este particular choque de trenes con bajas sensibles en sus líneas. Luisito convocará, de ahora en adelante, a todos y cada uno de los integrantes del vestuario, estén o no en condiciones de disputar algún minuto, en busca de la unión de la que hacen gala los granates.

Campillo finalmente se cae de la lista y tendrá que ser uno de los descartes, junto a Bruno (ambos se lesionaron mútuamente el pasado fin de semana). Kevin Presa podría retrasar su posición hasta el eje de centrales habilitando una plaza para Mouriño, Fandiño o Pedro García, que ya está de vuelta.

En el resto de la alineación, y tras el fiasco ante el Barbadás, parece que el técnico del líder volverá a la fórmula y el dibujo que le ha dado tan buenos resultados en la media liga que lleva ocupando el primer puesto de la tabla.

En el Arousa la historia es diferente. Esta semana, el comité dejaba sin efecto la roja que Martín había visto en Cerceda y, por lo tanto, la sanción. Pero al día siguiente todo se torcía. Rivas se lesionaba, (es muy complicado que juegue hoy por el dolor que tiene), y eso obligó a cambiar a Piscis a cambiar el plan porque Vixo, sancionado, tampoco podrá jugar.

Al margen de los problemas físicos de Rivas, que pese a sus molestias entrará en la convocatoria, Piscis tendrá también hasta última hora la duda de Nando, por un grave problema familiar. Así las cosas, el técnico ha decidido citar a los 18 jugadores disponibles y será en A Lomba donde decida los dos descartes de hoy.

El «play-off»

El Pontevedra es líder, con 68 puntos (nueve más que el Dépor B) y el Arousa es sexto clasificado, con 50, y a solo tres de distancia de la cuarta plaza. Para los anfitriones el choque puede ser la clave para acceder de nuevo a puestos de fase de ascenso. Toda la carne está ya en el asador para un choque de altura.