El informe de seguridad de los edificios costará hasta mil euros

Una nueva ordenanza obliga a revisar los inmuebles de más de 50 años

La nueva ordenanza suple a otra de 1999 que obligaba a certificar la seguridad de las fachadas.
La nueva ordenanza suple a otra de 1999 que obligaba a certificar la seguridad de las fachadas.

Pontevedra / La voz

Todo dependerá de quien haga la inspección, del tipo de edificio, de su tamaño y antigüedad, así como de otras variables, pero desde el Concello de Pontevedra se estima que el certificado de evaluación técnica que tendrán que presentar a partir de este año todos los edificios de más de 50 años puede tener un coste de hasta mil euros.

Así se calcula desde el área municipal de Urbanismo a la vista de la línea de ayudas que tiene habilitado el Ministerio de Fomento para subvencionar este tipo de trabajos. Las ayudas son del 50 % del coste de la inspección, con un tope máximo de 500 euros. De ahí el cálculo de que puede llegar a rondar los mil euros.

La «ordenanza municipal reguladora do informe de avaliación dos edificios» recibió ayer el visto bueno de la comisión municipal de Urbanismo, irá al pleno del próximo lunes y entrará en vigor en cuanto se publique en los boletines oficiales. A partir de ese momento tendrán que someterse a la inspección técnica todos los inmuebles de más de 50 años. La propia normativa establece un calendario que estipula que este año será obligatoria para todos los edificios de más de 70 años, y que el certificado tendrá una validez de diez años.

El teniente de alcalde responsable de Urbanismo, Antón Louro, y el director general de esta área municipal, Xosé Manuel Tato, reiteraron ayer que la normativa se adapta a la legislación estatal. Concretamente, a la Ley de Rehabilitación, Regeneración y Renovación Urbanas, aprobada en junio del 2013, que obliga a certificar cuestiones como la seguridad de los inmuebles, su accesibilidad e incluso su eficiencia energética. Así, entre otras cosas, se exigirá la revisión de la estructura, cimentación, fachadas interiores y exteriores, medianeras, cubiertas y azoteas, redes generales de electricidad, gas, fontanería y saneamiento, estado de los elementos comunes y medidas de protección contra incendios.

«Técnicos competentes»

Tato reiteró ayer que, siguiendo también la legislación estatal, la inspección en Pontevedra podrán realizarla diversos profesionales. «Técnicos competentes», señala la ordenanza, que son, apuntó el director general, «aqueles técnicos que poden proxectar o edificio, que poden dirixir a construción do edificio, ou que poden dirixir a execución de obra. Depende do tipo de edificación». Es decir, que se abriría la posibilidad de explotar este nicho de negocio a arquitectos técnicos, arquitectos superiores e ingenieros industriales.

Las inspecciones serán visuales, y afectarán, en el caso de edificios colectivos, tanto a las zonas comunes como a las viviendas particulares.

Aparejadores, arquitectos e ingenieros podrán expedir los certificados

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El informe de seguridad de los edificios costará hasta mil euros