El Fogasa delegó en el letrado de Tanemex su presencia en la vista de ayer

La Voz

Ayer se celebró en el Juzgado de lo Social número 4 de Pontevedra el juicio la vista en la que se dirimían las reclamaciones de cantidades pendientes de pago por parte de ocho trabajadores a Tanemex. A la vista solo acudieron los representantes de los empleados y el letrado de la firma, en este caso Velayo, un abogado vigués. El laboralista Carlos Calvo Ulloa representaba a seis. Un recepcionista estuvo asistido por Pulido Parga, de O Carballiño y otro por María del Carmen Clapet.

El juicio quedó visto para sentencia. A la vista no compareció ningún representante del Fondo de Garantía Salarial que delegó en el abogado de la empresa. En el caso de los seis representados por Calvo Ulloa, este señala que «la empresa llegó a discutir por una diferencia de 36 euros» y apunta que «lo que reclamábamos eran horas extras y días de trabajo en festivos que les correspondían de asueto». «No estaban de acuerdo con los horarios que decíamos, pero no aportaron nada», señala. Entre los seis reclamaban menos de seis mil euros, mientras que en el caso de los otros dos las cantidades eran mayores. El recepcionista porque exigía una diferencia por categoría y el otro porque tenía pendiente además la indemnización.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El Fogasa delegó en el letrado de Tanemex su presencia en la vista de ayer