Comuneros y Defensa entierran el hacha de guerra tras 6 años de disputa

Ayer se firmó el convenio por el que el ministerio abonará un canon anual


Pontevedra / la voz

Fue un acto sencillo al que no pudieron asistir los medios de comunicación por expreso deseo de Defensa el que ayer puso fin al pulso que, desde hace aproximadamente seis años, mantienen los comuneros con el ministerio por la propiedad de los terrenos de la Brilat. Representantes de Defensa y de las comunidades de Salcedo, Vilaboa y Figueirido -los de San Xulián se espera que lo hagan hoy o mañana- firmaron el convenio por el que las autoridades militares comprometen un canon anual por el uso de la parcela que ocupan las instalaciones de la brigada.

«É un día histórico, como o foi o da derogación do decreto da franxa de seguridade -su implementación en octubre del 2008 dio lugar a las reclamaciones vecinales de la titularidad de los terrenos de la base- ou como foi o da sentenza na que se recoñece a propiedade do monte», subrayó Fernando Pintos, presidente de Salcedo. «Espero que a partir de hoxe quede esto zanxado por un período o máis longo posible. Agora quedanos facer un seguimento estrito do que é o convenio. Unha paz durareira nese sentido, que nos facía falta», añadió.

Una de las cuestiones que supervisarán los vecinos de Salcedo a lo largo de los próximos meses se encuentra en la demolición de la aldea afgana y del campo de tiro, que se desplazarán a otras áreas de la superficie cedida a los militares. En el propio convenio se recoge que, una vez firmado este documento, la Brilat dispone de un año y medio para acondicionar esas nuevas zonas. Durante estos dieciocho meses, la brigada podrá seguir utilizando estas áreas de adiestramiento.

«Penso que este convenio e esta resolución favorece aos veciños fundamentalmente, pero tamén aos militares e a os cidadáns de Pontevedra que se van ver beneficiados dunhas cantidades económicas que veñen para a cidade. Polo feito de ter que contratar empresas son cartos que quedan aquí», remarcó Pintos.

Por su parte, José Luis López, de la comunidad de Vilaboa, reconoció que, siendo un «paso importante» el que se vivió ayer, su comunidad está aún pendiente del recurso que interpuso Defensa contra la sentencia que les reconoció titulares de los terrenos. De los encuentros que han mantenido con representantes de Defensa, interpreta que existe la disposición de que, en septiembre, retiren el recurso: «Esperemos que haxa boa disposición por parte deles. Entonces si que sería un paso grande e definitivo».

Similar valoración realizó el presidente de la otra comunidad de montes que aún no ha solventado sus litigios, Figueirido. Su presidente, Constantino Lamoso, asegura que «estamos pendentes deles. Estamos esperando que o retiren -el recurso- para poder cobrar os cartos. Si imos ter que esperar cinco anos, cando cheguen xa non farán falta para nada. Temos esa esperanza», concluye.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Comuneros y Defensa entierran el hacha de guerra tras 6 años de disputa