El Salón con mejor sabor de boca

La quince edición del evento, que finalizó ayer, alcanzó los 29.600 visitantes


pontevedra / la voz

«Os libros rematan moi gastados, que é o que queriamos. Imos ter que repoñer grande cantidade para o ano que ven». La frase es de la concejala de Cultura, Anxos Riveiro, y la imagen de esos volúmenes manoseados sirve para certificar el éxito de la quince edición del Salón do Libro Infantil e Xuvenil que acaba de terminar. Si el lema de este año fue Cociñando contos, puede decirse, como lo hace Riveiro, que esta «foi unha comida marabillosa». No solo por el récord de asistentes al evento, que se acercó este año a los 29.600 visitantes, sino también por el gran sabor de boca que ha dejado tanto a los implicados en su organización, como a los asistentes.

«Foi un salón excepcional, emocionante en canto a momentos de grande emotividade e de descubrir cousas novas interesantísimas -destacó Riveiro-. Para min foi abrumadora a resposta da xente que nos visitou, tanto de Pontevedra como de fóra, xente de toda Galicia. Porque logo a estimación que xa tiñamos ao comezo era que a resposta dos centros de ensino ía ser moi boa, mellor que os anos anteriores». La edila subraya asimismo que a sus quince años, el Salón do Libro no solo goza de la vigorosidad de un adolescente, «senón que é como se ademais este ano collera un ánimo excepcional». «Era un proxecto cultural querido, pero colleu ese pulo de ¡veña! imos a mais».

Lo mismo opina por ejemplo Eva Mejuto, de la editorial pontevedresa Oqo, que organizó diversos talleres. «Foi un salón ben saboroso -indicó-. A implicación non só dos nenos senón dos docentes e das familias fixo que os obradoiros que organizamos nos deixaron e, sobre todo aos pequenos, un moi bo sabor de boca». Por su parte, Xacobe Rodríguez, quien junto a Tareixa Alonso forma el grupo de contadores Pavís Pavós, describió igualmente como «espectacular» la participación en esta quince edición. «Daba gusto ver o salón cheo de xente».

Pero una vez rematado, los organizadores del salón ya están pensando en la próxima edición del 2015. Para ello abrirán todas las cajas que estos días los asistentes llenaron con sugerencias y también con sus votos al mejor de los trabajos escolares presentados a la exposición central del salón. El centro que resulte premiado recibirá su regalo el año que viene.

Anxos Riveiro ya tiene claro también que uno de los objetivos será reforzar la sección juvenil del Salón, algo que ya se ensayó en esta edición con la habilitación de una zona específica y la organización de distintas actividades para chicos mayores de doce años. «Iso é no que temos que traballar máis -agregó la concejala de Cultura-. Era un tema que sempre tiñamos en mente porque si que é certo que o público infantil é o grande protagonista do Salón, pero igual que este ano xa introducimos variacións para atender mellor ao público xuvenil e ofrecerlles cousas novas, temos xa enfocado o camiño de cara ao ano que ven». Agrega que «o achegamento dos mozos aos libros non é un tema só do Salón, senón unha preocupación xeral, tanto de escritores como de mestres. Hai que seguir tentando, porque mozos lectores están aí, e temos unha responsabilidade para darlles unha oferta de interese e saber comunicarlla». Ahora, queda digerir el éxito y seguir cocinando ideas.

«O Salón ten boa saúde, pero este ano colleu un ánimo excepcional»

Reforzar la presencia juvenil es uno de los objetivos para el año que viene

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El Salón con mejor sabor de boca