Lede: «Quise despejar un balón, como mucho era una tarjeta amarilla, no roja»

La Voz

La expulsión de Pablo Lede con roja directa en el partido de ayer en Abegondo fue el último golpe que acabó por enterrar un partido ya muerto para los granates. El polémico arbitraje fue, para el centrocampista, el gran hándicap que se encontraron ante el Pontevedra B. «Estábamos bien posicionados en el campo y con el partido encarrilado desde el principio hasta que sucedió la jugada del penalti, creo que fue un poco injusto», explica Pablo Lede, que asegura que este fue el primer gran punto de inflexión de un duelo marcado por el arbitraje. Sin embargo, el jugador granate asegura que lo que ocurrió en Abegondo entraba dentro de los planes. «La verdad, es que el partido fue lo que pensamos que iba a ser, un duelo con posesiones largas», explicó tras la derrota.

A la vuelta del descanso, los de Manu Fernández volvieron a recuperar posiciones en el campo. «De repente nos encontramos con el segundo gol y no sé si saldría de fuera de juego», resume Pablo Lede, que reconoce que a partir de ahí el encuentro se puso cuesta arriba. Respecto a su polémica jugada, que le supuso una tarjeta roja, señala que «quise despejar un balón y creo que como mucho era una tarjeta amarilla, no roja».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Lede: «Quise despejar un balón, como mucho era una tarjeta amarilla, no roja»