Antonio Veloso, un vecino tranquilo y «médico de cuerpos y almas»

a. martínez
Vigo / La Voz

Imposible describir con palabras lo que familiares y amigos de Antonio Dos Santos Costa Veloso vivieron en las últimas 24 horas. Solo la imagen del reencuentro que protagonizó a las diez de la noche en Pontevedra con sus más allegados podría explicar lo que ahora intentarán dejar atrás. «Estaba en el lugar equivocado», decían desde primera hora de ayer conocidos suyos en Arcos de Valdevez. Jubilado de la seguridad pública, mantiene dos consultas privadas en su lugar de residencia, Arcos de Valdevez y Viana do Castelo. Los que lo conocen no escatimaron en elogios para «un médico de cuerpos y almas».

La víctima de este duro secuestro es viudo en primeras nupcias y tiene un hijo, que ayer a primera hora de la tarde seguía la investigación desde primera línea, en el puesto de la Guarda Nacional Republicana de Valença do Minho. Sus colegas de profesión destacaron la humanidad y tranquilidad del galeno luso. «Estamos en schock, Antonio es un hombre muy prudente que jamás se mete ni hace alarde de nada, jamás se expondría», afirmaban a media mañana en Arcos de Valdevez. Aunque también seguían los avances del caso en Bragança, de donde es la familia, aunque Antonio Dos Santos Veloso lleva muchos años afincado en esta otra ciudad del distrito de Viana. Lleva una vida tranquila, como cualquier otro vecino de la localidad.

«Le ocurrió a él como me podría haber pasado a mí», señalaba otro médico del centro de Arcos de Valdevez, donde trabajó durante muchos años. La alegría de su liberación se contagió enseguida.

La Víctima Antonio Veloso

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Antonio Veloso, un vecino tranquilo y «médico de cuerpos y almas»