Zona Franca espera crear 4.000 empleos en el polígono de Porto do Molle

Efe

PONTEVEDRA CIUDAD

Hoy se ha presentado la primera de las 40 naves bioclimáticas en las que se han invertido 38 millones de euros.

23 mar 2011 . Actualizado a las 20:56 h.

La delegada del Estado en el Consorcio de la Zona Franca de Vigo (CZFV), Teresa Pisano, ha destacado hoy los 4.000 empleos que generará el Parque Empresarial Porto do Molle, situado en Nigrán (Pontevedra).

En su intervención con motivo del acto inaugural de la primera de las 40 naves bioclimáticas con las que contará esta dotación, Pisano ha resaltado que estas naves «son un ejemplo de la arquitectura industrial de vanguardia» y ha puesto de manifiesto que el Consorcio pretende atraer «nuevas inversiones» al sur de Galicia. Para ello, promueve cuatro parques empresariales y otros tantos edificios de servicio y apoyo a los emprendedores que estarán rematados entre este año y 2014.

Pisano ha recordado que las naves bioclimáticas suponen una inversión que ronda los 38 millones de euros y disponen de una superficie total de 61.000 metros cuadrados.

«Los materiales con los que se construyeron estas naves son, en su mayoría, reciclables y tienen cubiertas vegetales que permiten que las emisiones de CO2 se reduzcan en un 85 por ciento», ha comentado Pisano en declaraciones a los periodistas.

Asimismo, ha explicado que, al estar dotadas de paneles fotovoltáicos, estas naves permitirán un ahorro energético. La primera empresa que se instalará será la auxiliar de la automoción Bibus.

«Este parque empresarial ya tiene ocho empresas establecidas y once empresas en tramitación para establecerse aquí», ha explicado la delegada de la Zona Franca viguesa.

Por su parte, el presidente del CZFV y alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha incidido en que estas naves bioclimáticas suponen «adelantarse a la salida de la crisis» y se ha referido a «un gran logro para toda Galicia» por ser «unas naves pensadas para crear riqueza y empleo».

El Parque Empresarial Porto do Molle, uno de los más innovadores y respetuosos con el medio ambiente de Europa, cuenta con una inversión total de 120 millones de euros y una superficie de 1 millón de metros cuadrados.

Conectada con la autopista del Val Miñor, se trata de la primera construcción industrial de España que ha recibido la certificación medioambiental europea 'Breeam'.