Pedro Soler: «Hubo errores de coordinación con el centro de referencia»


Pedro Soler se despidió ayer de los que fueron sus compañeros en los siete años que estuvo al frente del Hospital do Salnés. Recordó que cuando llegó se había interpretado como un castigo, algo que negó una vez más para repetir que él había elegido ese centro y que con el tiempo confirmó que había sido una decisión correcta. «Ha sido el más grande que he dirigido», aseguró al recordar que un hospital no es un edificio ni un tamaño, sino los profesionales que trabajan en él. «El color político importa poco -sostuvo-; importan las personas. He dirigido el hospital con tres conselleiros distintos y con todos hubo cosas buenas, menos buenas y malas». Eso sí, recordó especialmente a José Manuel González (PP) porque, pese a estar poco tiempo, fue con el que se avanzó más en el proyecto de expansión.

Pasar el testigo

En su despedida, Soler quiso reconocer los problemas de coordinación que hubo con el Complejo Hospitalario de Pontevedra. «Hubo errores de coordinación con el centro de referencia», admitió. Y quizás por eso a su sustituto, al que llamó «amigo Bibiano» le deseó «que consigas los logros que yo, pese a mi empeño, no pude conseguir».

Bibiano Fernández-Arruty López fue muy breve en su intervención. Se limitó a destacar el trabajo de sus antecesores y a comprometerse a trabajar en coordinación con Primaria y con Pontevedra «como centro de referencia natural».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Pedro Soler: «Hubo errores de coordinación con el centro de referencia»