La segunda planta del hospital se cierra hoy y no abrirá hasta octubre

Los centros de Pontevedra mantendrán operativas todas sus plazas para ingresar pacientes de O Salnés


El director provincial de Saúde en Pontevedra, Emilio Santiago; el del Hospital do Salnés, Pedro Soler, y la del Complejo Hospitalario de Pontevedra, María Codesido, comparecieron ayer en O Salnés con dos objetivos fundamentales: por un lado dar a conocer la adjudicación e inicio inmediato de las obras de ampliación del centro, y por otra, escenificar la coordinación entre el centro comarcal y los servicios sanitarios en Pontevedra para la atención de los pacientes que no podrán ser hospitalizados en el centro de Rubiáns por el cierre de la segunda planta, condicionado por las obras.

Emilio Santiago Nieto indicó que la primera fase de las obras, que consisten en la construcción de la tercera planta, habían sido adjudicadas a la empresa Alcuba por 1,8 millones de euros, y que la adjudicataria había presentado una mejora de los plazos previstos inicialmente, que eran de cinco meses. Así, se prevé que el nuevo piso esté construido en cuatro meses, y que el cierre del segundo -condicionado por la colocación de los pilares del tercero- sea de tan solo tres. «Me comprometo a rajatabla -dijo Pedro Soler- a que el uno de octubre se abra la planta». Luego, las obras continuarán un mes más, pero ya con los servicios actuales de nuevo operativos.

La semana pasada empezó ya el desalojo del segundo piso. «Hoy ya hay 17 camas cerradas y en diez o doce días se irán cerrando las demás», calculó el director del centro comarcal. Las de los pacientes que reciben el alta no se vuelven a ocupar, y los que tienen que ingresar lo hacen ya en Pontevedra. El traslado afecta solo a los internos con patologías crónicas, que son los que en la actualidad ocupan la segunda planta; a los de la primera, donde está el área de cirugía y la materno-infantil, no les perjudicará, de no ser por las lógicas molestias que ocasionan las obras.

María Codesido dio a conocer el dispositivo especial implantado en Pontevedra para ocuparse de los pacientes de O Salnés. El CHOP ha reservado treinta camas para la atención de los hospitalizados de la comarca, aunque no en un lugar fijo, es decir, que de no ocuparse, podrán destinarse a otros pacientes. Más bien lo que hizo el CHOP fue calcular las necesidades en atención a los índices de ocupación de otros años, y optó por no cerrar ninguna cama este verano para ampliar los servicios de los que disponía en los veranos pasados.

Planos

Ayer se dieron a conocer los planos de lo que será la nueva planta, con una superficie de 1.222 metros. Tendrá dos áreas bien diferenciadas: hacia la carretera se construirán doce habitaciones dobles de hospitalización polivalente, mientras que al otro lado se ubicará el área de paliativos, con espacios para los familiares de los enfermos, y la de infecciosos o internos que requieren aislamiento. En el centro estarán las áreas de apoyo, enfermería y despachos.

Las obras obligarán a ocupar con grúas y material unas cincuenta plazas de aparcamiento, por lo que el centro ya se ha puesto en contacto con los concellos de Vilagarcía y Vilanova para ver si puede ocupar algún solar cercano, ya que la falta de espacio se hace evidente ya en la actualidad.

Ya para el próximo año, una vez finalizada la primera fase, se acometerá la segunda, con la construcción de un nuevo edificio para urgencias, y la tercera, con reformas internas en las zonas ya en funcionamiento. Como se seguirá ocupando espacio exterior, se prevé construir también un párking subterráneo.

Hasta el 2012

En total, serán 3.520 metros cuadrados de obra nueva y 1.650 de reforma. La inversión total será de 9,3 millones de euros y se espera que las obras estén finalizadas en el 2012.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La segunda planta del hospital se cierra hoy y no abrirá hasta octubre