Viéitez se impone en Ponte Caldelas y enfila su nueva corona de montaña

Jacobo Senín y Miguel A. García ocuparon los siguientes puestos de la clasificación


PONTEVEDRA / LA VOZ

El actual campeón gallego sigue haciendo del asfalto su entorno natural fin de semana sí, fin de semana también. Alexis Viéitez se erige como el mejor piloto de montaña de la comunidad y, de nuevo, en la subid a Ponte Caldelas se hizo desde el inicio con el primer puesto de la clasificación y no quiso soltarlo o cederlo bajo ninguna condición o presión. Por detrás, Jacobo Senín trató de ponerse a su rebufo en los tiempos pero aquí un segundo es un mundo, y acabó por quedar a poco más de cuatro.

En su última jornada, la cuarta Subida a Ponte Caldelas demostró estar al alza. No pocos aficionados sitúan la prueba de este municipio como una referencia dentro de las citas automovilísticas gallegas. ¿Sus claves? El preciso y veloz circuito con el que cuenta, y el apoyo institucional que ha recibido, junto a una organización que apuesta por la seguridad y el buen trato para todas las partes implicadas: pilotos, escuderías y aficionados.

Su continuidad ha sido confirmada ayer por el propio alcalde de Ponte Caldelas, Andrés Díaz, que afirmó que el año que viene volverá a celebrarse y que contará con grandes novedades. Un ejemplo, será la colocación de una chicane -que ya gozó esta edición de proporcionar enorme espectáculo- en la que también se colocarán guarda raíles para «garantir a seguridade dos pilotos».

La repercusión económica ha sido «importante» según explican desde el propio Concello, y agradecen la participación y la llegada de las cientos de personas que eligieron acudir a la cita deportiva y no a otros planes veraniegos, con el calor y el sol que lució todo a lo largo de todo el fin de semana. «A hostalería local estivo activa ata altas horas da madrugada do sábado e foron moitos os establecementos que esgotaron existencias de produtos básicos», señala el comunicado oficial.

Quizás la mayor sorpresa de la jornada la protagonizó José M. Piay, que el sábado dio el susto al salirse con su coche y protagonizar un aparatoso accidente en el que destrozó el coche. Muchos no contaban con él este domingo, pero el piloto logró arreglar a lo largo de la noche su Nissan Micra y apareció para poder correr sobre el asfalto de Ponte Caldelas. No solo corrió, sino que se hizo con la primera plaza de su agrupación.

Así, las dos últimas mangas que quedaban por disputarse se sucedieron casi a la velocidad de la luz, sin incidentes reseñables ni problemas de organización. Destacable también el papel de los pilotos pontevedreses, como Magariños, que continúa siendo un referente al volante y al espectáculo sobre las cuatro ruedas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Viéitez se impone en Ponte Caldelas y enfila su nueva corona de montaña