Los Messi de las filloas están en Ponte Caldelas

Celsa Blanco enseñó a su marido, Luis García, a hacer el postre que ganó el concurso de Radio Voz


vigo / la voz

Decir que cualquier cosa es «la mejor», y más cuando se trata de un producto gastronómico, siempre es arriesgado. La afirmación se presta a múltiples argumentos para rebatirla, así que empecemos bien: las mejores filloas, las ganadoras del XXIV Concurso Festa da Filloa de Pontevedra, son las que presentó Celsa María Blanco González, al certamen que organiza Radio Voz desde hace casi un cuarto de siglo y forma parte del programa municipal de carnaval.

El jurado formado por profesionales del sector como Jonatan Crespo, de Panaderías Xeve; Menchu Collado, de confitería Capri, la cocinera profesional Elena Argüello, el chef de O Eirado da Leña, Iñaki Bretal, y el bloguero Alberto Ribas, otorgaron la máxima nota a las filloas que elabora Celsa, lalinense afincada en Ponte Caldelas, con la exitosa colaboración de su marido, Luis García Franco, un recién llegado a los fogones que no para de recibir premios por su maestría con este postre típico del entroido gallego.

Pero como ocurre a menudo, detrás de ese triunfo está una mujer, en este caso la suya, que le enseñó a hacerlas cuando se prejubiló y le dio por entrar en la cocina. «Tuvimos un bar muchos años en Marín y él a veces ayudaba, pero no le gustaba. Ahora, sí». Celsa relata que su marido, -que trabajaba en la construcción de piscinas y participó en las obras de las de la playa de Samil-, apuntaba maneras. Se presentó hace dos años a otro concurso de filloas en Marín y ganó el tercer premio. «Y el año pasado volvió y ganó primero», añade. Ante semejante acogida, los respaldos crecían. «Una amiga de mi hija le decía que tenía que ir al de Pontevedra y los nietos le animaban: «¡Abuelo, que tú eres como Messi pero en filloas!», recuerda la mujer. Luis no quería, pero al final se animó. Las hizo y ella no solo se encargó de llevarlas, ya que además de ser su maestra, la receta también es suya por herencia. Fue su madre, Amelia, la que le enseñó.

En Lalín los carnavales son sagrados. Era y es una fiesta que se celebra mucho en la mesa y, de niña, Celsa aprendió a hacer todo tipo de dulces de entroido en la antigua cocina de hierro con fuego de leña. «Mi madre era muy buena repostera», afirma. «A cocinar lo aprendí todo de ella a pesar de que murió muy joven. Nos enseñó a los seis hermanos», cuenta Celsa, que tiene una melliza que aunque tuvo la misma profesora, no salió tan amiga de los fogones. «También sabe mucho, pero no le gusta y tira palante y eso al final también se nota», explica la mujer, que tiene en sus nietos a sus mejores fans. «Me dicen: ‘abuela, tú tienes que ir a Máster Chef’». Para Celsa, el secreto de las filloas que enseñó a hacer a su marido «es la paciencia que tiene él y a mí me falta, por eso no me salen tan bien», admite. «Se me dan mejor las orejas», reconoce. Pero hay más trucos que ayudan. Por ejemplo, hacerlas en cocina de hierro. «Como ya no las hay, usamos una sartén de hierro y se nota la diferencia, le da otro sabor y otra consistencia», revela.

La pareja tiene tres hijos y cuatro nietos, y los tres pequeños que comen con ellos todos los días, son los que más se benefician de la buena mano de sus abuelos. Aunque sean típicas de carnaval, la familia García Blanco las disfruta todo el año y lo hacen en todas sus vertientes, dulces o saladas, de postre o para cenar. De hecho, Celsa cuenta que en Lalín es habitual ponerlas en las fuentes con el cocido, junto a la carne, «y las tomas cuando quieras».

Su modus operandi se inicia untando la sartén con un trocito de tocino pinchado en un tenedor antes de cada una, sobre todo si se van a tomar calientes. Pero si se van a degustar frías, «es mejor hacerlas con aceite impregnándolo con un pincel», asegura.

Sus filloas lleva huevo, harina, agua y sal. «Hay gente que les echa anís, otros echan raspadura de limón y hay quien las hace con leche o usa mantequilla, pero la filloa auténtica es con agua», afirma.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los Messi de las filloas están en Ponte Caldelas