La acusación particular solicita 25 años para la viuda del crimen de Ponte Caldelas

La jueza instructora deberá determinar si finalmente se sienta o no en el banquillo


Pontevedra / La voz

A falta de conocer los escritos de defensa en el marco del crimen de Manuel Ángel Rivas Muiños en Ponte Caldelas, los padres de este, como acusación particular, tratan de sentar en el banquillo de la Audiencia de Pontevedra a su viuda, Sandra Martínez Araújo. Así, lo vino a confirmar ayer el fiscal jefe provincial, Juan Carlos Aladro, quien dejó claro que el ministerio público únicamente imputa por asesinato a Marcos Vidal, quien en su día se confesó autor del crimen.

Por el contrario, la acusación particular, quien mantiene la misma calificación penal, dirige su escrito contra Marcos Vidal y la esposa de Manuel Ángel Rivas, confirmaron ayer distintas fuentes. En el caso de esta última, trascendió que la pena que solicita el representante legal de los padres de Rivas Muiños, quien evitó realizar declaraciones al respecto, es de veinticinco años de prisión.

En todo caso, esto no implica necesariamente que Sandra Martínez se vaya a someter finalmente al escrutinio de un juicio con jurado. Y es que, una vez se disponga de todos los escritos provisionales de acusación y defensa, la magistrada instructora deberá celebrar una audiencia preliminar en la que intervendrán las partes en relación con la procedencia de la apertura del juicio oral, sin que se puedan introducir nuevos elementos que alteren el hecho justiciable.

A su conclusión, se tendrá que dictar un auto decretando la apertura del juicio oral, documento en el que, entre otras cuestiones, se concretará si la viuda de Rivas Muiños acompañará o no a Marcos Vidal, con quien presumiblemente había mantenido una relación, en el banquillo.

En este marco, el pasado viernes, el máximo responsable de la Fiscalía de Pontevedra dio el visto bueno a su escrito de acusación, en el que se pide una condena de veinte años de cárcel para Marcos Vidal como autor de un delito de asesinato.

Recurso pendiente

Todo este proceso, en cualquier caso, está pendiente de que la Audiencia de Pontevedra resuelva un recurso instando a que se elabore una aclaración al informe forense en torno a la fotografía que Marcos Vidal, presumiblemente, envió por WhatsApp a Sandra Martínez una vez consumado el crimen. Al parecer, los forenses determinaron que, a través de la imagen, no podían aportar nuevos datos al proceso.

Esta recurso, aunque no es suspensivo, sí que está lastrando la finalización de la instrucción del procedimiento judicial.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La acusación particular solicita 25 años para la viuda del crimen de Ponte Caldelas