Un imparable Viéitez vuela sobre el asfalto de Ponte Caldelas

Pablo Rey se hizo con la segunda plaza, mientras que Senín quedó tercero


Pontevedra / La VOZ

No se cayeron los pájaros, pero poco faltó. La Subida a Ponte Caldelas estuvo marcada por las altas temperaturas registradas. Lo saben los cientos de asistentes que se podían contar sobre las cunetas de la PO-244 y lo vivieron en sus carnes los pilotos participantes que, enfundados en sus monos de competición, se las vieron cara a cara con el termómetro. Y frente a ese infierno de grados centígrados apareció la calma perpetua de Alexis Viéitez, fríamente calculador, que voló nuevamente por el asfalto y demostró ser el rey en otra prueba del Campeonato Gallego de Montaña.

Si el sábado la igualdad reinó en la zona alta de la tabla entre Viéitez y Pablo Rey, el domingo el espejismo de una posible victoria del segundo se fue disipando a medida que se sucedieron los entrenamientos y las mangas. El piloto de la escuadra poiense acabó por sacarle cuatro segundos a su máximo rival, que tuvo que conformarse con el segundo puesto, aunque sobre el trazado de 4,2 kilómetros dejó unas impresiones muy positivas.

La escudería Buxa Motor Poio, organizadora del evento se mostraba muy contenta con los resultados obtenidos y por las grandes sensaciones cosechadas entre los espectadores y los participantes. El nuevo trazado convenció y A su llegada a Rebordelo los pilotos destacaron las enormes cantidades de gente que se encontraron animándolos y jaleándolos.

Alexis Viéitez volvió a demostrar su genio calculador a la hora de correr bajo presión. Sabía que Rey podía ponérselo complicado, pero las mangas domingueras del campeón son una auténtica lección de pilotaje. Ajustando al máximo doblegó a sus rivales y acabó con las opciones disponibles para ellos de alzarse con el primer premio de la Subida a Ponte Caldelas.

Mención especial también a otros pilotos, algunos verdaderamente veteranos como Camba, cuya presencia desató aplausos y alabanzas -más aún teniendo en cuenta sus impresionantes actuaciones del sábado-. Paco Outeda, creador de los bólidos que ocupan las primeras posiciones de estas subida también decidió montar uno de sus fórmulas, y acabó en la trigésimo cuarta posición. Jacobo Senín, el tercer clasificado, también corrió con uno de sus coches, demostrando sus excelentes capacidades para este tipo de pruebas.

No hubo que lamentar accidentes o sucesos de ninguna clase. Más allá de alguna salida de vía ocasional e incluso típica en este tipo de pruebas. Ningún espectador tuvo que ser atendido de urgencia, a excepción del sábado, cuando uno de los presentes sufrió un golpe de calor. Finalmente, el incidente no revistió de gravedad y la prueba continuó con el programa previsto, con un breve retraso, hasta el mediodía de ayer.

La organización hace hincapié en la ayuda prestada por el Concello para poder mantener todas las medidas de seguridad que una prueba de este calado necesita, y aseguran estar muy satisfechos con lo logrado hasta ahora. Tanto, que ya tienen la vista puesta en la próxima subida caldelense. Por el camino, y si siguen por ese redil de buenos tiempos, podrían ser campeones gallegos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un imparable Viéitez vuela sobre el asfalto de Ponte Caldelas