La Guardia Civil más benemérita

Agentes colaboran en el transporte de unos 200 kilos de tapones en favor de niños con patologías neuromotoras

.

Ponte Caldelas / agencia

Una vez más, la Guardia Civil demostró ayer en Ponte Caldelas el porqué se le conoce como la Benemérita. Y es que al margen de interponer denuncias o perseguir delincuentes, el instituto armado lleva a cabo una importante labor humanitaria. En este caso, los agentes colaboraron en el transporte de unos doscientos kilos de tapones recogidos, a lo largo de los últimos meses, por la asociación Somos Ponte Caldelas.

«É algo totalmente altruísta», resaltó Milagros Domínguez, presidenta de este colectivo, quien resaltó el espíritu solidario de sus vecinos.

Los tapones fueron recepcionados por Amigos de Galicia, previo a su traslado «a unha empresa de reciclaxe que está na Cañiza e con cada tonelada de tapóns dannos 270 euros e hai que sumar setecentos mil tapóns», subrayó su presidente Jesús Bustos. Destacó que este tipo de actuaciones permiten ayudar a niños de familias que atraviesan una situación económica difícil.

Estos tapones posibilitarán la adquisición «de unos trajes para la rehabilitación» de niños con patologías neuromotoras, incidió Dosi Rodríguez, portavoz de la oficina periférica de comunicación de la Guardia Civil de Pontevedra. Así, podrán recibir el mismo tratamiento en Amencer de Pontevedra que el que se dispensa en clínicas privadas.

Es cierto que, como señaló Dosi Rodríguez, actuaciones como la de ayer tienen «poca visibilidad entre la población, pero nos gusta, nos enorgullece, lo llevamos en nuestro ADN».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La Guardia Civil más benemérita