La Xunta sopesa no ejecutar el trasvase del Verdugo que aprobó como urgente

Medio Ambiente asegura que solo se efectuará si hay consenso con los concellos

.

vigo / la voz

La Consellería de Medio Ambiente abrió ayer la puerta a no ejecutar el trasvase de agua para Vigo. Fuentes oficiales de la consellería señalaron que la obra «solo se efectuará si hay consenso», es decir, si todos los municipios afectados le dan su visto bueno. La obra que era urgente en diciembre del 2017, con un plazo de ejecución de tres meses, ahora no tiene fecha.

La Administración gallega ha pedido a los ayuntamientos por los que transcurriría la tubería que informen al respecto y «por ahora solo recibimos el informe de Urbanismo del Concello de Ponte Caldelas, que es favorable a ejecutar la obra». Otros ayuntamientos afectados como Soutomaior y Redondela aún no han enviado los requerimientos de la consellería.

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, aseguró ayer que no tiene información sobre el proyecto. «Hace cinco meses les envíe el convenio para realizar la obra y seguimos sin tener noticias de la Xunta», manifestó. Caballero recordó que la obra iba a estar lista este mismo verano y que, en cambio, se ha producido una «desatención total» a Vigo.

El Ayuntamiento vigués se comprometió a financiar la obra en un 80 % mientras que la Xunta pagaría el resto. El coste estimado es de cinco millones de euros, para hacer una tubería de unos seis kilómetros de longitud que permita llevar agua desde el río Verdugo al embalse de Eiras con el objetivo de mantener la cota del embalse por encima de 210.

El pasado enero, la portavoz del PP, Elena Muñoz, señaló que el proyecto iba a contar con el apoyo de su partido «porque creemos que hay que hacerlo para atender situaciones excepcionales, del mismo que también son necesarias muchas otras cosas urgentes».

No obstante, Muñoz pregunto en su día por el crédito para abordar el proyecto: «¿Dónde está el crédito en el presupuesto del concello?»

El BNG de la comarca de Vigo ha abanderado la oposición a la obra. A su juicio, el trasvase supone una agresión ecológica sin precedentes tanto para el ecosistema del río Verdugo como para los bancos marisqueros de la ensenada de San Simón, espacio protegido por la Red Natura.

Los nacionalista aluden a expertos que sostienen que la captación de agua afectaría de manera directa a la flora, la fauna, las corrientes, las sedimentaciones y la salinidad de la ensenada de San Simón. Aseguran que pondrían, además, en riesgo los bancos marisqueros de la ría con especial incidencia en reproducción de la almeja.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La Xunta sopesa no ejecutar el trasvase del Verdugo que aprobó como urgente