La falta de forraje para el ganado tras el fuego obliga a pedir donaciones

Ponte Caldelas hace un llamamiento a empresas y particulares para suplir la escasez

.

pontevedra / la voz

Una treintena de explotaciones ganaderas de distintos tamaños del municipio de Ponte Caldelas, uno de los más afectados por los últimos incendios, están en riesgo por falta de forraje para los animales. Ante esta situación se ha puesto en marcha un plan de petición de donaciones que ya ha empezado a dar sus frutos. Los primeros suministros de forraje han sido ofrecidos de la mano de Forrajes Salnés, de Meis, que ha contribuido con 4.000 kilos, que el Ayuntamiento se encargará de transportar hasta sus destinatarios.

El fuego ha reducido a cenizas buena parte de las reservas que se mantenían en Ponte Caldelas, al haber llegado las llamas a las inmediaciones de 25 de los 33 núcleos de población con los que cuenta el municipio. «O impacto sobre as reservas deste tipo de produtos -dicen desde el concello sobre el forraje-, que adoitan almacenarse en instalacións anexas ás vivendas, é moi grande».

El alcalde, Andrés Díaz (PSOE), insta la todas las entidades o personas solidarias interesadas en donar para que se pongan en contacto con el Ayuntamiento y poder así organizar una recogida conjunta seguida de un reparto inmediato en destino, ya que el Concello carece de un lugar donde almacenar forraje y mantenerlo seco, por lo que pretende coordinar el operativo con el menor complejidad logística posible. Quien no tenga forraje, pero quiera «amosar a súa solidariedade cos damnificados polo lume en Ponte Caldelas deben facer doazóns económicas á conta do Banco Pastor ES98 0238 8290 7107 0061 5659, consignando ao facer o ingreso o concepto ‘Incendios’», solicitan desde el Ayuntamiento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La falta de forraje para el ganado tras el fuego obliga a pedir donaciones