La Xunta deja en manos de Poio el buscar una carretera alternativa a la PO-308

Alfredo López Penide
López Penide POIO / LA VOZ

POIO

CAPOTILLO

Infraestruturas considera que la movilidad interurbana está garantizada con la autovía do Salnés y el corredor que une con la carretera de Vilagarcía

13 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Uno de las iniciativas que ha ve nido defendiendo el Concello de Poio a nivel de infraestructuras de carreteras es la necesidad de habilitar una vía que, a modo de corredor, sirva de alternativa a la PO-308 captando buena parte de los flujos de vehículos. De hecho, fue una de las cuestiones que planteó Paloma Castro Rey en el Parlamente de Galicia y que la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade ha respondido señalando que «unha variante da estrada é unha solución posible, pero o principal interesado na execución desta variante é o Concello».

A este respecto, la Administración autonómica tiene claro que la movilidad interurbana «está garantida a través da autovía do Salnés, a AG-41, e a estrada VG-4.8», que comunica la PO-308 con la carretera de Vilagarcía, la PO-531. Es por ello que desde Infraestruturas insisten en que debe ser el gobierno local de Poio «o que formule a súa proposta para encaixe do trazado dunha variante que capte tráfico da PO-308 e sexa social, ambiental e financeiramente viable».

En todo caso, y enlazando con esta cuestión, la Xunta remarca que el conjunto de actuaciones que se están acometiendo en la denominada carretera de la costa «a están a converter nun referente en seguridade viaria. Así, no marco do Plan de Sendas de Galicia, esta estrada suma 18 quilómetros de sendas».

Sin ir más lejos, esta misma semana, el Consello da Xunta autorizó las expropiaciones para impulsar la ejecución de una nueva senda y para la eliminación de un tramo de concentración de accidente situado entre Fontenla y Combarro. El presupuesto de ambos proyectos supera los 1,65 millones, de los que 975.000 euros se destinará a la senda.

Plazos y diseño

La Consellería de Infraestruturas tienen intención de «proceder ao levantamento de actas previas e á licitación das obras no segundo semestre do ano», las cuales cuentan con un plazo de ejecución de 18 meses. En el caso concreto de la senda, esta se desarrollará en la margen izquierda de la PO-308, entre los puntos kilométricos 3,5 y 5,15, aunque también «inclúe un pequeno treito na marxe dereita» de 120 metros entre la glorieta de la VG-4.8 y la carretera de acceso al IES.

Estas actuaciones de mejora tendrán continuidad con la senda que discurrirá por Combarro, Chancelas y Samieira con una longitud de cerca de tres kilómetros. «Neste caso, logo de analizar as suxestións presentadas ao proxecto e valorar as necesidades da contorna, precísase dun novo trámite de información, que se levará ao longo de este ano para, a seguir, licitar as obras», reseñaron desde la consellería.

Por su parte, ya se han ejecutado otros proyectos en la PO-308, «o que está a permitir unha transformación histórica ao longo de toda a súa lonxitude». De hecho, «xa está en servizo o itinerario peonil e ciclista entre O Covelo e Raxó (...). Unha senda mixta que permite completar un itinerario seguro e sustentable de 3,7 km, desde a travesía de Samieira ata o final da travesía de Raxó, onde conecta coas beirarrúas xa existentes».

Además, se subrayó que «a mellora integral que a Xunta está a acometer na estrada PO-308 en Poio permitiu habilitar un novo acceso ao núcleo de Raxó para os vehículos, quedando reservada a antiga vía municipal para o uso exclusivo e seguro por parte dos peóns». Asimismo, se puso «en servizo un novo semáforo con pulsador en Chancelas como actuación complementaria».