La policía de Poio irrumpe una fiesta clandestina en Raxó y denuncia a 8 no convivientes

En Sanxenxo, agentes locales denunciaron a un viandante que los insultó y no les hizo caso para que usase la mascarilla

Control de la policía municipal de Poio
Control de la policía municipal de Poio

Pontevedra / La Voz

Aunque el cumplimiento de las nuevas restricciones derivadas de la desescalada fue generalizado, las infracciones se siguieron sucediendo por toda la comarca de Pontevedra. Tal vez, la incidencia más llamativa se produjo en Raxó, población en la que la Policía Local de Poio tuvo que interrumpir en una fiesta clandestina denunciando a las ocho personas que participaban en ella.

Los agentes municipales recibieron una denuncia vecinal el sábado por la tarde constatando que en el piso se encontraban ocho personas no convivientes.

Al igual que sus compañeros de otros cuerpos, la Policía Local de Poio realizó inspecciones en establecimientos de hostelería. Este fin de semana, lo agentes llevaron a cabo una labor eminentemente informativa, de tal modo que informaron a los titulares de los negocios de las nuevas obligaciones, «como é o caso da colocación de carteis informativos sobre o aforo, o precintado de mesas e cadeiras que non se utilicen para garantir o 50% de ocupación ou a implantación dun código QR para, en caso necesario, facilitar o rastrexo de posibles contaxios».

Esto explica que en este primer fin de semana de desescalada no se tramitase denuncia alguna, si bien los agentes realizaron cuatro requerimientos a otros tantos locales para que se cumpliese el horario de cierre. Al mismo tiempo, se advirtió de que, «en caso de que se sigan detectando este tipo de irregularidades, procederase a efectuar os pertinentes expedientes sancionadores».

Marín y Sanxenxo

También reseñable fue el episodio protagonizado por un viandante en Sanxenxo que terminó siendo denunciado por desacato ante la Subdelegación del Gobierno en Pontevedra porque, en el entorno del Puerto Deportivo, hizo caso omiso a los requerimientos de los agentes, a los que llegó a insultar, para que se pusiera la mascarilla. Asimismo, se tramitaron otras nueve denuncias por no usar la mascarilla, mientras que cinco fueron por mal estacionamiento del vehículo.

Asimismo, constan siete aviso a distintos establecimientos de esta localidad turística.

Por su parte, en Marín, la Policía Local tramitó veintinueve denuncias por fumar en la terraza de algún negocio y no portar la mascarilla, así como se tramitaron otras seis por incumplir el toque de queda. Asimismo, al concello le consta alguna puntual por superar el tope de cuatro personas no convivientes.

En cuanto al resto de cuerpos, Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Autonómica realizaron en la provincia de Pontevedra 1.112 dispositivos de control identificándose a 8.847 personas y se elevaron 340 propuestas de sanción. Además, se hicieron 354 controles en la hostelería tramitándose un total de 79 sanciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La policía de Poio irrumpe una fiesta clandestina en Raxó y denuncia a 8 no convivientes