La liquidación del presupuesto del 2020 deja un remanente de 3,1 millones de euros en Poio


Poio / La Voz

Finalmente, y tras la liquidación del presupuesto de Poio del pasado año, el remanente de tesorería asciende a 3,1 millones de euros. A la vista de estos números, el concejal de Facenda, el nacionalista Xulio Barreiro, destacó que es la cuantía más elevada de los últimos años, de tal modo que «para igualar ou superar esta cifra teríamos que remontarnos a antes da recesión do 2008». De estos 3,1 millones, algo más de la mitad, concretamente 1,8 millones, se destinarán a gasto generales.

Desde el gobierno local reseñaron, asimismo, que este remanente supone un importante incremento con respecto al del 2019, «cando ascenderon a 2,4 millóns, o equivalente a unha suba de preto do 23 %».

Xulio Barreiro dejó claro que el remanente es uno de los indicadores «máis importantes e válidos á hora de facer unha análise, en termos de solvencia, da situación das arcas do Concello a curto prazo». Y es que, según explicó, se calcula sumando los fondos líquidos, más los derechos pendientes de cobro, deduciendo las obligaciones pendientes de pago y añadiendo, «a maiores, as achegas tamén pendentes de aplicación».

A esto se suma, asimismo, que la liquidación del pasado ejercicio constató que el crédito definitivo ascendió a 15,6 millones cuando, inicialmente, el presupuesto municipal se aprobó en 12,7 millones. Esta divergencia es consecuencia, según remarcó el edil de Facenda, de los «criterios de prudencia e obxectividade» con los que se elaboraron las cuentas. «Inicialmente non incluímos todas as achegas que, posteriormente e ao longo do ano, acabamos recibindo doutras institucións», remarcó.

De igual modo, se constató que los ingresos corrientes ascendieron a 13,3 millones, mientras que los costes se situaron en algo más de once, de tal modo que el ahorro neto quedó en 2,3 millones. Por su parte, el nivel de deuda se situó en un índice de menos del 44 %, «moi lonxe do que permite a normativa vixente (110 %)», destacaron.

Buena salud financiera

Barreiro defendió la buena salud financiera de Poio y consideró que los datos «botan por terra as afirmacións realizadas polo PP sobre a estabilidade económica da Administración local. O Partido Popular pretendeu facer crer a veciñanza que iamos acabar fusionados con outros concellos da contorna pola situación económica. Unha vez máis, queda demostrado que a súa única intención que confundir á cidadanía», concluyó este edil.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La liquidación del presupuesto del 2020 deja un remanente de 3,1 millones de euros en Poio