Habrá más cribados en Poio, donde la incidencia supera los 1.700 casos

El área sanitaria alcanza las 1.579 infecciones, con 153 nuevos contagios en un día


pontevedra / la voz

La transmisión del virus sigue al alza en Pontevedra y O Salnés. El informe del Sergas de ayer registra 1.579 casos activos de covid. Son 94 más que los reportados el viernes y se han dado 59 altas epidemiológicas, con lo que las nuevas infecciones son 153. En las últimas 24 horas se realizaron 1.401 pruebas PCR, el balance más alto en lo que va de año. El territorio lleva diez jornadas consecutivas con más 80 nuevos contagios diarios. El récord fueron 212, pero hubo días con 125, 159 y ahora 153.

Pontevedra y O Salnés sigue como la quinta área de Galicia en número de casos activos tras A Coruña (4.826), Vigo (3.349), Santiago (2.947) y Ourense (2.568). Además de Poio, preocupa el incremento de contagios en la ciudad de Pontevedra y también en Sanxenxo.

No varía con respecto a la jornada precedente el número de pacientes que por su estado necesitan atención hospitalaria. Son 97, de ellos 84 están ingresados en planta de tres centros (67 en Montecelo, 12 en el privado Quirónsalud y 5 en el comarcal de O Salnés, en Vilagarcía), mientras que 13 enfermos están graves en las unidades de críticos habilitadas en Montecelo.

El grueso de los infectados, 1.482, presentan síntomas leves o son asintomáticos y están en aislamiento en sus domicilios bajo seguimiento de personal de atención primaria a través de su centro de salud. En los diez meses que se lleva combatiendo la pandemia han logrado superar la enfermedad y se han curado 7.171 personas. Por contra, el virus ha acabado con 98 vidas. La última, comunicada este sábado, una mujer de 70 años que estaba ingresada en Montecelo y presentaba patologías de base. El total acumulado de pruebas PCR para detectar el covid-19 es de 131.128.

Respecto a la incidencia acumulada (IA) por concellos a catorce días, el avance se traduce en que son ya 22 los municipios con más de 250 casos por cien mil habitantes. A los veinte que ya estaban en ese rango, se incorporan Vilaboa y Portas. Según los positivos diagnosticados en las últimas semanas, se trata de Pontevedra (321), Poio (297), Vilagarcía (134), Valga (128), Sanxenxo (77), Pontecesures (68), Marín (67), Forcarei (64), Caldas de Reis (61), Meis (43), Soutomaior (41), Vilanova (38), Moraña (35), Cuntis (31), Catoira (27), A Lama (26), Ponte Caldelas (22), A Illa (18), Barro (17), Vilaboa (16), Meaño (15) y Portas (10).

En la horquilla de 150 a 250 casos figuran O Grove, Bueu, Ribadumia y Cambados, y entre 50 y 150, Campo Lameiro.

Cribado en Poio

Por otra parte, Poio, que tiene este sábado 306 casos activos (+15) y una incidencia a 14 días que supera los 1.700, afrontará un cribado de su población la próxima semana. Así se lo trasladó el gerente del área sanitaria, José Ramón Gómez, al alcalde, Luciano Sobral (BNG). Ambos políticos volverán a hablar este lunes para concretar su organización. De momento no ha trascendido cómo serán las pruebas y si afectarán a todos los habitantes. Como ya sucedió con el cribado en O Vao, el Concello se puso a disposición del Sergas. Desde el gobierno local se volvió a pedir este sábado a sus vecinos que se autoconfinen en sus casas. Poio está abocado a entrar en el nivel extremo de restricciones, ya en vigor en Xinzo, Arteixo y Viveiro, que conlleva el cierre total de la hostelería y de toda la actividad no esencial. Se sabrá en el comité clínico del lunes.

Récord en los centros educativos con 300 positivos y 18 aulas cerradas

 

 

La tercera ola de la pandemia se deja sentir también con fuerza en los centros educativos del área sanitaria de Pontevedra y O Salnés. La incidencia covid en escuelas infantiles, colegios e institutos nunca había sido tan elevada. El informe de ayer (con datos correspondientes al viernes) de las consellerías de Sanidade, Educación y Política Social registra 300 positivos, 18 aulas cerradas y dos centros clausurados. Esos 300 casos entre la comunidad educativa son 20 más que los contabilizados la jornada anterior. Las aulas son cinco más y los centros cerrados, los mismos: dos escuelas infantiles, Pequenecos, en Cuntis, y la unitaria de Forcarei.

Seis clases sin actividad presencial se encuentran en escuelas infantiles. Son Ceo Azul de Bueu, municipal de Cambados (2), Poio, O Toxo en Pontevedra y la municipal de Vilagarcía.

Las otras dos aulas cerradas se emplazan en colegios. Son el CEIP Pedro Antonio Cerviño, de Campo Lameiro (1); CEIP da Laxe, en Marín (1); CEIP Álvarez Limeses (2) -con 9 positivos-, CEIP Daría González García (1) y CEIP Praza de Barcelos (1), los tres en Pontevedra; el CEIP A Florida (1) y el CEIP Cruceiro (1) -este colegio con 13 positivos-, en Sanxenxo; y el CEIP Arealonga (1), el CEIP Rosalía de Castro (2) y el CEIP San Francisco (1), los tres en Vilagarcía.

Con más positivos

Los centros con más positivos, pero sin aulas clausuradas, se ubican en el municipio de Poio. El CEIP de Viñas y el IES de Poio comparten la máxima incidencia con 15 casos cada uno entre su comunidad educativa -pueden ser alumnos, profesores y personal de administración y servicios-. El resto de centros de la localidad también tienen casos. Son el CEIP de Lourido (9), el CPR SEK-Atlántico (7) y los CEIP de Chancelas e Isidora Riestra, con 3 casos cada colegio.

Entre el resto, destacan por número de positivos el IES Castro Alobre, de Vilagarcía, con 10, y el IES A Xunqueira I, de Pontevedra, con 7.

Es la primera vez que se alcanzan los 300 positivos en los centros educativos del área, aunque la tónica es general en toda la comunidad autónoma. Desde el inicio de la pandemia ha habido otros centros totalmente cerrados, el Calasancio de Pontevedra, al inicio de curso, y más recientemente la escuela infantil Chiquis, también de la ciudad. Basta un dato para ver el alcance del incremento de contagios, que se traduce también en los centros. Antes de las vacaciones de Navidad, el 22 de diciembre -último día de clase- se contabilizaban en el informe 164 positivos, diez aulas clausuradas y una escuela infantil cerrada.

Las residencias de mayores registran seis enfermos, tres usuarios y tres trabajadores

 

 

La incidencia covid en las residencias de la tercera de edad de Pontevedra y O Salnés se mantiene estable, a diferencia de lo que sucede en los centros educativos. En los centros sociosanitarios hay, según el informe de ayer de la Consellería de Política Social, seis casos activos, después de que se retiraran del cómputo por negativizar 5 usuarios del asilo de Caldas de Reis. Se trata de tres usuarios y otros tantos trabajadores.

Los tres usuarios contagiados están en la Residencia de Maiores de Campolongo (2) , en Pontevedra, y en Nuestra Señora de los Dolores (1), de Forcarei. El personal infectado trabaja en el asilo de Caldas (1), el Fogar Residencial de Cerdedo-Cotobade (1), y la Residencia de Maiores de Marín (1).

Algunas residencias como Ballesol, en Poio, ya han recibido la segunda dosis de la vacuna.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Habrá más cribados en Poio, donde la incidencia supera los 1.700 casos