Más de trescientas denuncias en Poio en los cien días de estado de alarma

Veinte de las sanciones se dirigieron a personas reincidentes


Poio / La Voz

En los 99 días de estado de alarma por la pandemia del coronavirus, entre el 14 de marzo y el 21 de junio, la Policía Local de Poio tramitó un total de 333 denuncias por infracciones a este real decreto. Desde el gobierno local precisaron, en este sentido, que «tan so vinte das mesas foron protagonizadas por persoas reincidentes, é dicir, sobre as que pesaba máis dunha denuncia por non respectar o confinamento».

Esta circunstancia llevó a la concejala de Seguridade Cidadá, la nacionalista Marga Caldas, a destacar o «comportamento impecable da cidadanía a longo de todos estes meses», al tiempo que incidió en la necesidad de «continuar facendo esforzos para evitar posibles rebrotes e situacións de risco». Y es que, «a pesar de atoparnos xa na nova normalidade, debemos seguir respectando as distancias de seguridade, as medidas de hixiene e, sobre todo, continuar facendo uso da máscara».

Prueba del esfuerzo realizado durante este período de tiempo por el cuerpo municipal son los controles viarios realizados en colaboración con la Subdelegación del Gobierno en Pontevedra, en los que se supervisaron seis mil vehículos y se identificaron a 2.500 personas. De igual modo, se gestionaron más de 4.500 llamadas telefónicas para resolver dudas relacionadas con el estado de alarma y se dio respuesta a cuatro mil mensajes.

Al margen de las denuncias administrativas, se tramitaron otras 37 de carácter penal, las cuales derivaron en la detención de cinco personas -dos por robos y tres por violencia machista-. Además, se investigaron once robos y otros cinco casos de de violencia sexista.

Actuaciones no policiales

La pandemia del coronavirus determinó que se habilitase en Poio una Comisión de Emerxencias, que impulsó todo tipo de actuaciones, «entre as que se inclúe a asistencia en sesenta fogares nos que se recibiu aviso de algún tipo de incidencia -caídas de persoas maiores ou con problemas de mobilidade...- e requirimentos de positivos por covid-19 ou en cuarentena», añadieron al respecto. En este marco, y al igual que ocurrió en el resto de concellos de la comarca, se procedió al cierre de espacios públicos, caso de playas, sendas o parques infantiles.

La Policía Local de Poio, asimismo, veló por el cumplimiento de la normativa que regula la ampliación de terrazas que «se aprobou para facilitar a reactivación da actividade hostaleira». Fueron controlados, de este modo, cerca de medio centenar de locales sin que, eso sí, fuese interpuesta denuncia alguna.

Marga Caldas no quiso dejar pasar la ocasión de resaltar la buena acogida que tuvieron algunas de las iniciativas del cuerpo municipal destinadas a los niños, «como a creación dos Diplomas de Cidadán Exemplar ou os coches patrulla recortables». Ambas iniciativas contaron con más de tres mil descargas en redes sociales o en la web municipal.

Futuro inmediato

La responsable de Seguridade Cidadá de Poio advirtió de que, de cara a la nueva normalidad se estará «moi pendente de que se sigan a cumprir cuestións como o aforo en eventos e negocios, así como o uso da máscara -que é obrigatorio en lugares pechados e en espazos abertos cando non se poida garantir unha distancia interpersoal de 1,5 metros, tal e como establece a normativa. Agora máis que nunca é moi importante non baixar a garda». En este sentido, tiene claro que, «en caso de que se detectase algún problema derivado da posible presenza da covid-19, volveremos tomar as medidas que sexan precisas para garantir o benestar da veciñanza».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Más de trescientas denuncias en Poio en los cien días de estado de alarma