«Estoy temblando. No eran ni una, ni dos luces en el cielo, eran muchas»

El paso de un carrusel de satélites sorprende a los vecinos de Poio. Los dispositivos apadrinados por el millonario Elon Musk forman parte de un proyecto para llevar la banda ancha de bajo coste a nivel global


Pontevedra / La Voz

Al igual que ha ocurrido en otros puntos del territorio nacional en los últimos meses, el paso del convoy de satélites del proyecto Starlink surcando los cielos de Poio ha provocado más de un susto este fin de semana entre los vecinos de este municipio pontevedrés. Tal y como relató una de las testigos oculares en redes sociales, se trataba de unas «unas luces, una detrás de otra, en la misma dirección».

«Estoy temblando. No era ni una ni dos, eran muchas», añadió, al tiempo que descartaba que se tratase de aviones. «Les parpadean más luces y esa era una luz sola que salían de muchos lados. Se ponían en fila una detrás de otra y seguían todas el mismo rumbo», precisó.

Reconocía, asimismo, que la visión le había dejado temblando y hasta con miedo.

No pasó mucho tiempo hasta que varios internautas encontraron una explicación a lo que había ocurrido. Se trata del proyecto Starlink, una iniciativa «de la empresa SpaceX para la creación de una constelación de satélites de Internet? con el objetivo de brindar un servicio de Internet de banda ancha, baja latencia y cobertura mundial a bajo costo», recoge la Wikipedia.

Detrás de este proyecto se encuentra uno de los millonarios más visionarios y polémicos, Elon Musk. El director general de Tesla, la primera compañía en crear un coche eléctrico económicamente viable, apuesta, asimismo, por «frenar el proceso de calentamiento global mediante el abandono de los combustibles fósiles por energías renovables, sobre todo la energía solar, para así reducir el riesgo de una posible extinción de la especie humana, a través de la evolución hacia una civilización multiplanetaria y la creación de una colonia humana permanente en Marte de alrededor de un millón de personas», refiere el mismo portal de Internet.

En el caso concreto de SpaceX, es habitual que se observe un carrusel de entre veinte y sesenta satélites surcando los cielos en formación, una visión que es más nítida cuando mejores condiciones meteorológicas se registran.

Otras teorías

No obstante, y como suele ocurrir en estos casos, la difusión de lo ocurrido ha dado pie a todo tipo de especulaciones. Así, hubo quien aseguró que «esas luces de colores bailando en el cielo» se producen cuando «muere gente, alguien conocido. Lo he vivido varias veces y de distintas formas», aunque tampoco descarta que sean «porque hay también muchos muertos por el coronavirus y todos los que te digan tonterías, ni caso».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

«Estoy temblando. No eran ni una, ni dos luces en el cielo, eran muchas»