Los gallegos tenemos unas fiestas dignas de admirar. ¿Por qué? Porque da igual que haga un frío tremebundo que un sol de justicia. Nuestras celebraciones, sobre todo las que incluyen mantel y gastronomía, resisten lo que se les eche. Pasó ayer, y a buen seguro volverá a pasar hoy en Campelo (Poio) con su tradicional Festa da Ameixa. El termómetro subió ayer hasta los 31,8 grados. ¿Y qué? Los comensales se dieron cita igualmente -y previsiblemente lo harán hoy de nuevo- para dar cuenta de la riquísima almeja local. Hubo también una carga musical importante y los niños se refrescaron con un desembarco pirata y unos juegos con la playa por testigo.

¿Qué hay para hoy? De comer, por supuesto, almeja bajo carpa, en Campelo. Los que acudan deben saber que podrán degustar almejas a la marinera -la ración sale por 9 euros- y almejas con fideos o arroz marinero -en este caso, cada plato cuesta 7 euros-. De postre hay tarta de Santiago.

Más allá de la comida, hoy la carga musical correrá a cargo, en sesión matinal, de la Banda de Música de Arcade. A las 14.00 horas está previsto que tome el relevo un grupo de gaitas.

Ya por la tarde, tras la degustación gastronómica, a las 18.30 horas está previsto un espectáculo infantil bajo carpa. Y, por la noche, la gran protagonista de la verbena será la orquesta Gran Parada. Actuará en la plaza de A Granxa.

Mochilas vibratorias

La actual edición de la Festa da Ameixa de Campelo está siendo especial por un buen número de razones. Entre ellas, el hecho de que ayer por la noche estaba previsto que actuase el cantante Coti y que en el concierto se contase con mochilas vibratorias y un intérprete de lengua de signos para que la cita musical sea accesible para todos.

A media tarde de ayer, mientras se esperaba por ese concierto de Coti y por la actuación de Los Antonis, el ambiente era grande en Campelo. Y eso que el calor animaba más a irse a la playa. Los niños, con sus juegos y a bordo de lanchas en el desembarco pirata, pusieron la nota divertida a la jornada festiva.

De la mesa al barco pirata. La Festa da Ameixa de Campelo, que llega hoy a su jornada final, maridó ayer gastronomía, música y entretenimiento infantil. Arriba, los comensales que tomaron asiento bajo carpa al mediodía para probar las raciones del preciado marisco. En el centro, los niños jugando a pie de playa y uno de los encargados de los fogones en la fiesta. Y, abajo, un momento del trajín infantil con el desembarco de los piratas en el litoral de Poio.

De la mesa al barco pirata. La Festa da Ameixa de Campelo, que llega hoy a su jornada final, maridó ayer gastronomía, música y entretenimiento infantil. Arriba, los comensales que tomaron asiento bajo carpa al mediodía para probar las raciones del preciado marisco. En el centro, los niños jugando a pie de playa y uno de los encargados de los fogones en la fiesta. Y, abajo, un momento del trajín infantil con el desembarco de los piratas en el litoral de Poio.

De la mesa al barco pirata. La Festa da Ameixa de Campelo, que llega hoy a su jornada final, maridó ayer gastronomía, música y entretenimiento infantil. Arriba, los comensales que tomaron asiento bajo carpa al mediodía para probar las raciones del preciado marisco. En el centro, los niños jugando a pie de playa y uno de los encargados de los fogones en la fiesta. Y, abajo, un momento del trajín infantil con el desembarco de los piratas en el litoral de Poio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

¿Qué se come hoy? Ameixa, por supuesto