Los festivales dejan millones de euros cada verano en Pontevedra

El PortAmérica tuvo un impacto en medios de 4,7 millones, mientras se estima que el Armadiña Rock repercute por encima del millón de euros en Poio y su entorno


Pontevedra / la voz

Los conciertos en directo ya no son solo la principal fuente de ingresos de la mayor parte de los artistas, sino que los festivales de verano también repercuten económicamente en aquellos puntos donde se organizan. Con una asistencia de veintiocho mil personas durante las tres jornadas que duró el PortAmérica se estima que el festival generó cuatrocientos puestos de trabajo, tanto directos como indirectos, y un impacto económico solo en medios que superó ampliamente los cuatro millones y medio de euros. Hace dos años, en el verano del 2016, un economista realizó un estudio centrado en el Armadiña Rock, considerado ya como el principal festival gratuito de Galicia, que reveló que dieciocho mil personas habían acudido a los conciertos generando unos beneficios para Poio y todo su entorno de 1,2 millones.

Desde entonces, la asistencia a esta cita de Combarro se ha ido incrementado hasta el punto que se considera que en la próxima edición del Armadiña Rock, que se desarrollará entre el 23 y el 25 de agosto, podrían acudir un global de veinticinco mil persona, por lo que su impacto económico se incrementará también. «Pódese dicir que a nivel económico, ten uns efectos moi positivos na dinamización da económica, tanto de Combarro coma en todo o Concello de Poio», destacan desde la organización.

Algo similar ocurre con el resto de festivales que, a lo largo de la temporada estival se desarrollan en la provincia, como el Vive Nigrán, que se celebró este fin de semana; el Atlantic Fest, que comenzará el 26 de julio; o O Marisquiño, que arrancará ya el 9 de agosto. Se trata de citas que tienen en común el hecho de que su incidencia trasciende el mero acto cultural para convertirse en todo un revulsivo económico.

«As comarcas de Caldas, do Salnés e de Pontevedra -resaltó Carmela Silva al respecto del PortAmérica- chegaron ao 100 % de ocupación hoteleira e os bares e restaurantes enchéronse, polo que a incidencia económica destes eventos nas nosas vilas e pobos é incuestionable». Es algo perceptible, incluso, en aquellos festivales de un menor tamaño, Vice Nigrán, o en los que, por su formato y ubicación, tienen una limitadísima capacidad de asistencia, caso del SinSal, una cita que tiene el aforo restringido a ochocientas personas por día.

A estos beneficios directos hay que sumar otros que son intangibles. Y es que estas citas funcionan a modo de reclamo turístico por una doble faceta. Por un lado, aquellas personas que acuden al festival y que optan por extender su estancia o, incluso, volver en otra ocasión para conocer mejor el entorno y, por otro, quienes, sin ser necesariamente amantes de la música en directo, descubren estas poblaciones con motivo de la publicidad o de la repercusión en medios de comunicación. El caso más evidente es el PortAmérica, cita en la que Radio Nacional Colombiana emitió, según destacaron desde la Diputación de Pontevedra, quince horas en directo.

Reservas desde abril y mayo

Es un hecho que conocen bien en el seno de la organización del Armadiña Rock, un evento para el que ya hay formalizadas reservas hoteleras desde abril y mayo: «Atrae xente a última fin de semana de agosto a Poio, hospedándose en hoteis de todo o concello, enchendo bares e restaurantes de Raxó, Samieira... non so de Combarro, onde moita desa xente queda a coñecelo máis días. A parroquia de San Xoán tamén ten un gran impacto económico os días do festival, xa que os establecementos de hostalería e alimentación dos arredores da Reiboa están ao 100 % de traballo e esgotan existencias. O gasto que os asistentes fan en desprazamentos: gasolina, taxis, buses... tamén deixan beneficios no concello», remarcan.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los festivales dejan millones de euros cada verano en Pontevedra