Antía Pérez ya sabe lo que es ponerse la corona de la Reina

La jugadora del Poio Pescamar ganó el título con el Ourense, primer rival de las rojillas


En Poio ya solo piensan en regresar el domingo de Burela con la Copa de la Reina. En la plantilla solo hay una jugadora que sabe lo que es ganar este título. Y paradojas del destino lo hizo con el próximo rival de las rojillas y en A Seca. Antía Pérez recuerda casi a la perfección como hace dos años llegó a Pontevedra con el Ourense Envialia para pelear por este título. Metió el equipaje en el armario y ella y su compañera de habitación, Andrea Cariz, se dijeron «de aquí no sacamos nada hasta el domingo». Hoy hará lo mismo con quien le toque compartir cuarto. Entrará en la habitación de su hotel en Burela y lo primero que hará será llenar el armario con su ropa, por eso de cumplir con las tradiciones, no vaya a ser que esté ahí parte de la magia. «Hasta el domingo no tengo pensado volver», bromea Antía Pérez, que se enfrentará mañana a las 16 horas con su antiguo equipo, con el que llegó a la gloria en junio del 2017, cuando tan solo tenía 16 años.

Ahora, dos años después, ha ganado más peso en su nuevo equipo y sobre todo, mucha más experiencia, a pesar de que el año no fue demasiado bueno para ella. Una lesión jugando con la selección nacional la tuvo apartada del equipo seis meses demasiado largos para su nervio. Estos días recupera a marchas forzadas el ritmo de juego. «Mis compañeras están al 200 % y yo voy al 100 %», señala Pérez para ejemplificar la motivación con la que llega el equipo a la Copa de la Reina que arranca mañana viernes.

El Poio nunca ha pasado de la primera eliminatoria y este año viaja a Burela con el propósito de superar el primer cruce contra el equipo revelación del año. Las chicas de Morenín fueron terceras en una liga muy competitiva. «Estamos muy motivadas y llegamos con mucha concentración para intentar hacer un buen papel, este tiene que ser el año, después de todo lo que pasamos, especialmente yo», comenta Antía sobre la lesión que marcó la temporada. Su partido contra el UCAM supuso un punto de inflexión en la recuperación y ahora asegura que se encuentra «bien». También ha sido el año de algún fichaje frustrado, como el de la brasileña Lidiane.

Las ansias por llegar a la final de Copa se palpa en los entrenamientos, aunque en el vestuario intenten hablar de otra cosa. Antía ya sabe lo que es poder tocarla. En el 2017 se la arrebataron a las chicas del Futsi Atlético Navalcarnero, uno de los rivales más duros del año y campeonas de liga esta temporada. «Para ganarle al Ourense Envialia hay que ser muy competitivas, tienen mucho juego directo con Sara, son niñas muy jóvenes y que corren mucho», puntualiza la jugadora ourensana, que ha dado un enorme salto de calidad en los últimos dos años.

Esta temporada llegó al Poio Pescamar para seguir creciendo, pero una lesión de rodilla le truncó la temporada. Se ha recuperado para el principal objetivo de la temporada, la Copa, y ahora solo falta que la portera Silvia Aguete, que ya disputó los últimos partidos de liga, e Iria Saeta estén a punto para pelar por el trofeo. «Nuestra idea es ganar y pasar, el que sea nuestro rival, bienvenido será», puntualiza Antía Pérez, ansiosa porque el reloj marque ya las cuatro de la tarde, la hora de ponerse la corona de la Reina.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Antía Pérez ya sabe lo que es ponerse la corona de la Reina