Tres candidatos «eternos»

Sobral y Canda llevan 24 años gobernando y Lores dos décadas; el regidor de Poio está en la corporación desde 1979


pontevedra / la voz

Están entre los alcaldes más veteranos; entre esas personas incombustibles de la política dispuestas a pelear nuevamente por el poder y que pese a las canas acaban de empezar «con enerxía» la campaña del 26M. Se trata de regidores de la comarca de Pontevedra que llevan veinte o más años en el cargo y que repiten como cabeza de cartel. Son Luciano, Nito, Sobral, regidor en Poio desde 1995 y candidato del BNG; Jorge Canda, mandatario de A Lama también desde 1995 y alcaldable del PP y Miguel Anxo Fernández Lores, que sostiene el bastón de mando en Pontevedra desde 1999 y es cabeza de cartel del BNG. Antes de tocar poder, pasaron por la oposición.

Nito Sobral lleva desde la primeras elecciones democráticas municipales -en 1979- en la corporación de Poio. Lo recuerda él con su retranca característica: «Entrei cunha chiva tipo Lenin, que deixei cando vin da mili, e agora estou co pelo branco. Pero atópome novo aínda», señala. Tras el paso por la oposición, tomó el bastón de mando en 1995 y desde entonces es el alcalde de Poio. Una vez más, encabeza el cartel de la formación nacionalista. Tiene 65 años, quiere revalidar el cargo y, en lo personal.... ser abuelo. «Iso faríame moita ilusión», señala.

Jorge Canda es un caso bien curioso. Su trayectoria camaleónica en la política -pasó por tres partidos distintos- confunde hasta a la Wikipedia, que da a entender que entró como alcalde en 1999, cuando en realidad lleva ostentando el bastón de mando en A Lama desde 1995. Antes, estuvo ocho años en la oposición. Empezó en el CDS; cuando ganó en 1995 formaba parte del PSOE y en el 2003 se pasó al PP, donde todavía sigue. Encadenó mayoría absoluta tras mayoría absoluta y ahora trata de conseguir su sexto mandato. «Me encuentro con mucho ánimo, precisamente acabo de hacerme un chequeo y estoy bien», afirma con humor a sus 62 años.

Al principio, en solitario

¿Y Fernández Lores? Entró en la corporación de Pontevedra en el año 1987 y en aquel año, en el que ya iba como cabeza de lista, cosechó 1.594 votos. Con esos sufragios, el Bloque únicamente sacó un concejal, así que Lores remó en solitario durante cuatro años. Lores conquistó el poder en 1999. Suma, por tanto, dos décadas en la alcaldía. Tiene 64 años, es un orgullosísimo abuelo de tres nietos y no se cansa de decir que está en su mejor momento personal y político.

Por número de años en el poder, los siguientes candidatos más veteranos son Juan Manuel Rey (con 65 años), alcalde de Caldas con el PSOE desde el 2006, y Félix Juncal, que acumula también esos mismos años en el cargo en Bueu. En el caso de Juncal, son uno más doce, ya que en el 2004, tras un año en el poder, fue apartado del cargo en una moción de censura. La recuperó en el 2007 y ya no la soltó. A estos trece años en la alcaldía habría que sumar todo el tiempo que estuvo en la oposición, ya que entró en la corporación en 1995. Vuelve a encabezar el cartel del BNG y habla así de su experiencia: «Entro no Concello todos os días como hai trece anos, coas mesmas ganas e a mesma ilusión». Tiene 50 años. ¿Cómo se ve? «Mentalmente aínda son un rapaz», señala con amplia sonrisa.

En cuanto a Telmo Martín, el candidato del PP en Sanxenxo lleva nueve años en el poder, en dos etapas. La que fue desde el 1999 al 2006, cuando renunció para presentarse a la alcaldía de Pontevedra. Y la actual, desde el 2017. Antes, estuvo en política en su tierra natal, Meaño. Era de un partido con unas siglas bien llamativas: se llamaba PUM. Martín tiene ahora 60 años.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Tres candidatos «eternos»