Condenados por la oleada de robos en viviendas del 2016

La Fiscalía alcanza un acuerdo con tres de los acusados y retira los cargos contra otros cuatro


Pontevedra/ La Voz

Aunque inicialmente eran siete los acusados por la oleada de robos y hurtos ocurridos entre julio y septiembre del 2016 en nueve localidades de las provincias de Pontevedra, A Coruña y Lugo, finalmente fueron tres los condenados tras llegar a un acuerdo con el fiscal, quien retiró los cargos contra los otros cuatro encausados.

De este modo, Yolanda Gómez Gabarris, vecina de O Vao, en el municipio de Poio, asumió un delito continuado de hurto por el que le han caído un año de prisión; año y nueve meses de cárcel por robo; así como aceptó quince meses por allanamiento de morada, once meses por un segundo delito de robo, y el pago de una multa por lesiones. El ferrolano Pedro Romero, por su parte, aceptó una retahíla de penas que comprenden desde doce meses de cárcel por un delito continuado de hurto, quince por allanamiento, once por robo, y año y nueve meses por un segundo cargo de robo.

En cuanto al tercero de los encausados, José Calvar pactó un año por el delito de hurto y quince meses por el de allanamiento. Según trascendió, dada su avanzada edad, la Audiencia aceptó suspender la pena de prisión con la condición de que no delinca en un período de cuatro años.

Según consignó el fiscal en su escrito de acusación los robos con los que se vincula alos sospechosos ocurrieron en los municipios de Cotobade, donde se investigaron dosasaltos domiciliarios; Meis, Ponteareas, Salvaterra, Fene, Begonte, Chantada, Culleredo, A Cañiza y Mondariz. En total, se estima que pudieron desvalijar una veintena de viviendas. Mientras en algún caso se trató de robos aprovechando que las casas estaban vacías, en otros no dudaron en empujar a algún morador.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Condenados por la oleada de robos en viviendas del 2016