1933: Robo en la habitación donde dormían unos niños


Manuel Álvarez Oubiña, un vecino invidente que vivía en A Barca (Poio), denunció en marzo de 1933 un robo que sufrió en su vivienda. Según contaba la crónica de La Voz de Galicia, unos ladrones habían entrado a su casa de madrugada, colándose en la habitación donde dormían unos niños. Revolvieron todo el cuarto sin despertar a los pequeños y acabaron topando un botín dentro de un baúl. Así, se llevaron un total de 354 pesetas. Luego, se marcharon sin que nadie lograse verlos, tal y como denunciaba el citado vecino.

Igualmente, ese día, se daba cuenta en el periódico de la grave caída que había sufrido un joven de veinte años que circulaba en bicicleta por Pontevedra. Tenía heridas en buena parte del cuerpo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

1933: Robo en la habitación donde dormían unos niños