El Poio no puede con la solidez defensiva del equipo local

Las de Dani Díaz ceden los puntos en un partido en el que partían como favoritas


Pontevedra / La Voz

Por tierra, aire y le faltó el mar. Las rojillas trataron de llevarse el encuentro este domingo ante el Zaragoza de todas las maneras posibles, pero las locales, penúltimas en la clasificación, dieron la sorpresa y se quedaron unos puntos demasiado valiosos.

En una especie de toma y daca continuo, ambos combinados tuvieron que esperar hasta el segundo tiempo para ver inaugurado el marcador. Y lo haría el Zaragoza. No tardó en responder un Poio que llevaba demasiado tiempo rondando la portería local, pero que en su primer ataque con juego de cinco lograba el empate.

Fueron las dos porteras, Suzan por un lado, y la internacional Silvia Aguete por otro, las grandes protagonistas de un duelo en el que brillaron con luz propia gracias a sus intervenciones. Ambas frustraron en incontables ocasiones las oportunidades de sus rivales y demostraron reflejos felinos en los uno para uno.

Sin miedo, las chicas del Zaragoza lograron no amedrentarse ni conformarse con las tablas, logrando el 2-1 y obligando al Poio a tener que ir con todo a falta de un minutos para el final. No permitieron las locales la remontada, que rompieron la racha de victorias de las rojillas.

2

ZARAGOZA

1

POIO

Goles: 1-0, min. 31: Livia. 1-1, min. 36: Ceci. 2-1, min. 39: Lioba.

Árbitros: Lázaro Angulo y Sierra Jimeno. . Recibieron cartulina amarilla Jenny Lores y Dani Sousa.

Incidencias: Partido disputado en el pabellón municipal de La Granja, en Zaragoza.

Suzan; Jenifer, Livia, Lioba y Laura Boix -quinteto inicial-, Laura Rivera, Jéssica de Sousa y Rapha Martins.

Silvia; Iria, Ceci, Jenny Lores y Dani Sousa -quinteto inicial-, Ale de Paz, Irene, Cárol, Jessi y Lidiane.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Poio no puede con la solidez defensiva del equipo local