Investigada una mujer que conducía ebria y dando bandazos en Poio

En Vilagarcía interceptan a otra conductora, también borracha, que iba por dirección prohibida


pontevedra, vilagarcía / la voz

No fueron ni una ni dos las llamadas que ayer recibieron el 112 y la policía a eso de las tres y media de la tarde. Fueron muchos más los conductores que a esa hora cogieron el teléfono para alertar de que un coche hacía bandazos en la PO-308, la carretera que une Pontevedra y Sanxenxo por la costa. A los agentes no les costó demasiado dar con el vehículo. Su loca carrera había acabado en Samieira (Poio), cuando su conductora perdió el control y se salió de la vía. En principio, no resultó herida.

Los agentes le practicaron el correspondiente control de alcoholemia, que arrojó una tasa inicial de 1,01. Es decir, cuatro veces más de lo permitido. Dado que es una cifra que ya requiere intervención judicial, la mujer, natural de Santiago y de 42 años de edad, pasa a tener calidad de investigada por un delito contra la seguridad vial. La conductora, al parecer, venía de Sanxenxo. Tras el percance fue su marido el que acudió a hacerse cargo del vehículo.

A las tres de la mañana

También en Vilagarcía se registró, en este caso en la madrugada del domingo, otro incidente viario. Una mujer de unos 35 años de edad será juzgada por un delito contra la seguridad del tráfico tras recorrer un buen tramo de calle en sentido contrario. A las tres de la mañana una patrulla de la policía local detectó la presencia de un vehículo con un circular errático que estaba recorriendo la calle Arzobispo Lago al revés. Se da la circunstancia de que esta vía es una de las que cambió de dirección cuando se produjo la gran reordenación viaria del centro de la ciudad.

Pero, de cualquier forma, no parece que la conductora detenida, natural de A Illa de Arousa, pueda achacar lo ocurrido la pasada madrugada a un despiste. Y es que, según explican desde la Policía Local, a la mujer le fue practicada la prueba de alcoholemia nada más dársele el alto a su vehículo. Según explican los agentes, la conductora superó con creces la tasa de alcohol permitida.

Por esa razón, aunque no ha sido detenida, la conductora ha sido identificada y ha sido citada para responder por lo ocurrido en un juicio rápido. Se le imputa un delito contra la seguridad del tráfico, según informaron fuentes de la Policía Local de Vilagarcía.

Afortunadamente, en ninguno de los dos casos la temeridad de las conductoras provocó daños a terceros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Investigada una mujer que conducía ebria y dando bandazos en Poio