El año de Silvia Aguete bajo palos

La jugadora del Poio Pescamar recibe antes de acabar el 2018 el reconocimiento como segunda mejor portera del mundo


pontevedra / La voz

El que queda atrás es, sin duda, el año de Silvia Aguete. La portera del Poio Pescamar ha llenado de títulos su vitrina particular en la recta final del 2018 y a punto está de que no le entren más. El último de ellos llegó el último día del año, como reconocimiento a una campaña impecable. Los Premios Futsal Awards Umbro la nombraron segunda mejor portera del mundo por detrás de la portuguesa Ana Catarina, guardameta del Benfica y de la selección de fútbol sala femenina de su país.

Días antes de recibir este premio, Aguete reconocía ya que estar entre las diez mejores del mundo es un premio a su esfuerzo, pero no se veía en el podio de las ganadoras. En los últimos tres años fueron porteras españolas las que se llevaron este título, como Estela, del Atlético de Madrid, que fue la mejor en la última edición, mientras que los anteriores premiaron a Belén de Uña, del Alcorcón. En este que dejamos atrás el título ha viajado a Portugal, donde Ana Catarina se sube al primer puesto. En la última entrevista concedida a La Voz, Silvia fijaba su mirada en Portugal y Rusia para escoger a las mejores porteras del mundo. No iba desencaminada. Pero para la rojilla el segundo puesto en el Futsal Awards Umbro no es más que el punto y final a un 2018 que le ha salido redondo.

Antes del reconocimiento internacional, fue escogida por sus compañeros de Primera División como la mejor guardameta del año. Premios y más premios que la afianzan bajo palos después de haberse planteado dejar el fútbol hace un par de temporadas. Se fue un año y regresó después de dedicarse un curso entero a preparar las oposiciones a funcionario de prisiones.

Vuelta a la selección

Optó por los estudios en la cúspide de su carrera deportiva. La selección española se había fijado en ella por su buen papel bajo palos. Ella lo tenía claro, el futuro es demasiado largo como para no tener preparada una alternativa al deporte. Pese a darle duro a los estudios, echaba de menos el fútbol y un año después decidió volver y el combinado nacional se volvió a acordar de ella. Su calidad le dio la camiseta internacional y ahora afronta un año vital en su carrera al poder jugar con la selección el primer Campeonato de Europa femenino, que se disputará en Portugal entre el 15 y el 17 de febrero.

Silvia ha sido la única gallega premiada, tanto por sus compañeros de Primera como en los Futsal Awards Umbro. En estos últimos, el equipo triunfador fue el Inter Movistar, que por cuarto año consecutivo fue nombrado el mejor club del mundo, además de que Ricardinho sigue llevándose los honores de ser el mejor del mundo. También su entrenador Jesús Velasco consiguió el primer premio y los jugadores gallegos Pola, Jesús Herrero y Gadeia tuvieron un papel destacado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El año de Silvia Aguete bajo palos