«Tiven máis que medo ao ver que non me movía»

Miguel Armas, un guardia civil de Palas de Reis, se recupera de una caída en el Instituto de Neuro-Rehabilitación Quirónsalud de Poio


pontevedra / la voz

En Galicia unas 35.000 personas están afectadas por daño cerebral adquirido. Esta lesión cerebral, de la que este viernes se conmemoró su día mundial, puede estar provocada por un accidente cerebrovascular agudo, un traumatismo craneoencefálico o causas sobrevenidas como tumores cerebrales. En el caso de Miguel Armas, un guardia civil de Palas de Reis de 49 años aunque nacido en Monterroso, fue una caída por unas escaleras. Lo cuenta él mismo desde el Instituto de Neuro-Rehabilitación Quirónsalud, ubicado en Poio. «Levo ingresado desde o 7 de xuño e o golpe foi o 21 de maio. Foi unha cousa un pouco parva, estaba na casa mirando o ascensor, que non funcionaba, e axudando ao electricista cos diferenciais. Había dous escalóns e unha planta, e caín», relata. Se pudo levantar, pero a los dos minutos no tenía fuerza ni en el brazo ni en la pierna izquierda. Pasó por el quirófano porque tenía un coágulo de sangre y fue a fisioterapia hasta que se estancó. Le hablaron del Instituto de Neuro-Rehabilitación y probó. La recuperación es lenta y dura, pero en su caso hay margen de mejora. Positivismo y humor no le faltan. «Mellorei moitísimo, podo mover o brazo, aínda que a perna me dá a lata podo andar cun bastón. Ata creo que mellorei da memoria», dice Miguel. Lo que más echa de menos es a su hijo de 6 años y todavía recuerda lo mal que lo pasó: «Ao principio tiven máis que medo ao ver que non me podía mover».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Tiven máis que medo ao ver que non me movía»