Un cóctel molotov para quemar una cabaña infantil

1999

.

Ocurrió hace 19 años y los protagonistas fueron unos niños que ahora frisarán los treinta años. Los rapaces habían construido, con mimo y más inventiva que buenos materiales, una cabaña en toda regla. Llevaban semanas jugando en ella, en una zona de la antigua calle Salvador Moreno (ahora Rosalía de Castro) que estaba un poco a las bravas, llena de maleza. Los muchachos se lo pasaban de lo lindo. Pero su flamante choza prendió la llama de la envidia. O eso le contaron ellos a La Voz de Galicia tal día como hoy. Resulta que se armó un incendio en la cabaña, que quedó arrasada pese a la intervención de los bomberos. Los niños no dudaron en calificar los hechos de «atentado» y acusaron a otra pandilla de críos de haber armado todo el follón. Sin entrar en la culpabilidad de los hechos, lo que sí dijo la Policía Nacional en aquel momento es que el ataque se había perpetrado con algún artefacto, una especie de «cóctel molotov» de confección doméstica. Casi nada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un cóctel molotov para quemar una cabaña infantil