Naufragio de madrugada en el puerto de Combarro

.

Poio / La voz

Un pequeño pesquero de la cofradía de Raxó, Carmen, se hundió ayer de madrugada cuando se encontraba amarrado en el puerto de A Canteira, en Combarro. «Cheguei a terra á unha menos dez da mañá e estaba a flote. Está amarrado ao lado do meu barco», señaló ayer el patrón mayor de Raxó, Iago Tomé.

Apenas habían transcurrido unos minutos cuando pudo comprobar a través de las cámaras de su embarcación como el Carmen ya estaba hundido. «Foi de repente», subrayó Tomé, quien resaltó el hecho de que no hubiera nadie a bordo del pesquero en el momento de ocurrir el incidente.

A primera hora de la tarde, una embarcación especializada en este tipo de rescates se había desplazado hasta este puerto de Poio para reflotar la embarcación. Se espera que, una vez en dique seco, se puedan conocer las circunstancias concretas que propiciaron su hundimiento, toda vez que el suceso dejó perplejos a los marineros consultados.

El Carmen es un barco que se dedica al marisqueo, así como a distintas artes de pesca, caso del boliche y el xeito. No obstante, tal y como precisó el patrón mayor, en los últimos tiempos estaba más centrado en el marisqueo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Naufragio de madrugada en el puerto de Combarro