Un minuto de apoyo musical para los enfermos de cáncer

La AECC pone ritmo a su tradicional cuestación en las calles

.

pontevedra / la voz

La junta provincial de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) sacó este martes a las calles de la ciudad 26 mesas petitorias con más de 250 personas voluntarias. El objetivo era recaudar fondos para financiar los proyectos que desarrolla el colectivo. Pero este año se quiso dar un paso más para crear «un movimiento social de apoyo a las personas que padecen esta enfermedad».

Desde la asociación explican que con ese apoyo se trata de cambiar la percepción que todavía se tiene del cáncer como una dolencia básicamente mortal. Lo subraya Eva Barrio, su responsable de comunicación en Pontevedra. «Quisimos transformar el tradicional minuto de silencio, cuando hay un fallecimiento, por un minuto de vida cuando te diagnostican cáncer». La campaña lleva por título Un minuto contra el cáncer y contó con la colaboración de tres profesores de la escuela Music Anda. Antía al violín, Álex a la guitarra y Carla al cajón interpretaron en la calle Daniel de la Sota el himno de la AECC, Dando la cara por ti.

Supervivencia

La presidenta de la asociación, Marisé Crespo, hizo hincapié en que desvincular la palabra cáncer de la palabra muerte «es fundamental para normalizar la enfermedad, ya que, gracias a la investigación, estamos en niveles cercanos al 60 % de supervivencia». La máxima responsable de la AECC destacó el trabajo diario de la organización en Pontevedra para dar apoyo a pacientes y familiares. Un respaldo que está detrás de las frías cifras. Durante el año 2017 el colectivo atendió a 4.232 personas de la provincia en apoyo y acompañamiento; 602 en atención social; 1.783 sesiones en atención psicológica; 1.565 pacientes y familiares en atención psicosocial (EAPS) y 110 enfermos en la unidad de cuidados paliativos.

Además de recaudar fondos y de poner una pegatina en la solapa de las personas que colaboran, la asociación aprovechó su presencia en la calle para informar sobre sus actividades, programas y servicios, además de concienciar sobre hábitos de vida saludables y acercar la realidad de los pacientes con cáncer a la población. No solo hubo voluntarios. Alumnos del colegio SEK-Atlántico, de Poio, y del Sagrado Corazón de Placeres, de Pontevedra, participaron en la cuestación junto a la Brilat.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un minuto de apoyo musical para los enfermos de cáncer