La desesperación de una perra junto al contenedor al que tiraron a sus cinco crías en Poio

Mostraba evidentes «síntomas de excitación y de nerviosismo». Los cachorros estaban metidos en una bolsa


Poio / La voz

Poio ha sido escenario de un nuevo episodio de maltrato animal después de que un vecino de este municipio, supuestamente, hubiese arrojado una bolsa de plástico con cinco cachorros a un contenedor de basura en A Puntada. En torno a las diez y media de la noche del pasado 8 de mayo, sendas llamadas alertaban al 112 y al 062 de lo que entonces creyeron eran unos maullidos que procedían de un contenedor.

Voluntarios de Protección Civil de Poio y una patrulla del Seprona de Pontevedra se desplazaron hasta este punto del municipio de Poio. Al lado de los depósitos de basura encontraron a una perra de raza pequeña que «mostraba evidentes síntomas de excitación y nerviosismo», precisaron desde la Comandancia.

Los agentes, nada más levantar la tapa del contenedor, se toparon con una bolsa de plástico con cinco crías vivas, recién nacidas. Varios vecinos explicaron a los integrantes de Protección Civil de que la perrita llevaba desde las cinco de la tarde por la zona, por lo que no se descarta que ya fuera entonces cuando sus cachorros fueron abandonados.

Inmediatamente, los guardias civiles sacaron los perritos de la bolsa y los colocaron junto a su madre que, «de inmediato les dispensó toda clase de atenciones y cuidados, procurándoles calor y alimentación». Posteriormente, fueron todos introducidos en una caja de cartón haciéndose cargo de ellos los voluntarios de Protección Civil, que los trasladaron a su base, al tiempo que se ponían en contacto con un veterinario de la Asociación Amigos da Canceira de Poio. Este les fue pautando todo lo que tenían que hacer hasta que, al día, siguiente este colectivo asumiese su cuidado.

Días después, lamentaron que, pese a los cuidados recibidos por los servicios veterinarios del centro, tres de los cachorros murieron. El resto, junto con la madre, ya se encuentran actualmente en una casa de acogida.

Delitos imputados

En cuanto a la investigación policial, la Guardia Civil reseñó que, pese a las dificultades para identificar al propietario de los animales -la perra carecía del preceptivo chip de identificación-, finalmente pudo ser localizado. Se trata de un vecino de Poio que reside en la misma calle donde fueron abandonados los perros, de tal modo que se le investiga penalmente como presunto autor de un delito de maltrato animal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
57 votos
Comentarios

La desesperación de una perra junto al contenedor al que tiraron a sus cinco crías en Poio