El Poio Pescamar viaja a Alcorcón a la espera de asegurar su puesto copero

.

Pontevedra / La Voz

Las rojillas vuelven a la competición tras una semana de parón. Un descanso meramente competitivo, porque la actividad del club se vio aumentada al hacerse pública la decisión del Poio Pescamar de no renovar a Marcio Santos, actual entrenador, para la próxima temporada.

Pese a no haber ocurrido ningún desastre extremo, la dirección del equipo ha determinado que la escuadra poiense podría haberse posicionado mejor en la competición, y, sobre todo, haber asegurado a estas alturas de temporada su clasificación para la Copa de España.

Este es el objetivo que las rojillas tienen en el punto de mira y con el que viajarán hasta Alcorcón, ante un rival, a priori, superior; pero con opciones de ser derrotado. Una victoria supondría valiosos puntos de cara al empujón final de una temporada a la que solo le quedarían tres partidos, una vez celebrado el del sábado.

Tras saberse que el Cádiz será el anfitrión de la Copa de España, y que este hecho les proporciona la invitación directa para la mentada competición, la séptima plaza del Poio se ha convertido en el último billete para poder luchar por la Copa. El aferrarse a esta plaza es la obligación más inmediata de las rojillas, ante la casi total imposibilidad de continuar escalando en la tabla -el Ourense Envialia es el siguiente clasificado con ocho puntos por encima-.

El partido comenzará a las 19 horas del sábado, en el pabellón de Los Cantos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Poio Pescamar viaja a Alcorcón a la espera de asegurar su puesto copero